La Premier League asoma la cabeza por Europa. Tras varios años viviendo a la sombra de la hegemonía de los equipos españoles, los clubes ingleses parecen decididos a dar un salto de calidad en las diferentes competiciones europeas. Manchester City y Liverpool – con pie y medio en cuartos de Champions – solventaron sin mayor oposición sus respectivos choques de ida de los octavos de final. Tottenham y Manchester United se jugarán la clasificación ante su gente tras rescatar sendos empates a domicilio. Por su parte, el Chelsea ganó confianza y viajará con el 1-1 de la ida al Camp Nou de Barcelona después de realizar un gran ejercicio táctico a base de estudiar a conciencia a los hombres de Ernesto Valverde. El cambio de tendencia parece claro y rotundo con respecto a los últimos años en Europa. Inglaterra y sus clubes apuestan por la Liga de Campeones ayudados por una política de fichajes a lo grande y unos contratos televisivos espectaculares. Aportaciones qué, junto a la contratación de técnicos foráneos, situan a los equipos Premier en la terna de candidatos a ganar màxima competición continental. Pep Guardiola (ManCity), Jose Mourinho (ManUnited), Antonio Conte (Chelsea), Mauricio Pochettino (Tottenham) y Jurgen Klopp (Liverpool). Hombres y nombres clave para entender la gran puesta en escena  en la presente edición. El poder inglés vuelve a llamar a la puerta continental.