Joventud

Oxígeno para el Joventut: el ayuntamiento aprueba la mitad de la ayuda

La Penya percibirá una subvención de 450.000 euros Balón de oxígeno para el Joventut, que ve la luz en lo que a su economía se refiere. El pleno Ayuntamiento de Badalona ha aprobado un anticipo de hasta un 50% para la Fundación del baloncesto base del club. El total a percibir eran 900.000 euros, con lo que la subvención alcanzará los 450.000. En el pleno ha habido 12 votos a favor y 14 abstenciones, que dan aire a la entidad verdinegra. Las arcas de la Penya estaban bajo mínimos. La plantilla y los empleados del club llevaban varios meses sin cobrar y a corto plazo incluso podrían peligrar algunos desplazamientos del equipo por falta de liquidez para pagarlos. La dramática situación mejora ligeramente, aunque falta por saber la cantidad que percibirá el Joventut. El club verdinegro convocó para este jueves una junta general de accionistas en la que, en caso de no percibir ayuda alguna, el presidente Juan Antonio Morales habría preguntado si se optaba por la liquidación de la entidad o por la continuidad. Con este nuevo escenario, la segunda opción se antoja más realista. Los acuerdos con el Ayuntamiento de Badalona datan de cuando gobernaba el Partido Popular. Ahora, con Guanyem Badalona en comú al mando del consistorio, la situación ha cambiado. En el pleno, son varios los partidos que son partidarios de reducir o eliminar las ayudas al Joventut, aunque al mismo tiempo ninguno quiere quedar como el partido que acabó con una institución histórica del baloncesto y el deporte español.

Salvemos al Joventut“. Ese fue el llamamiento que lanzaron todas las leyendas de la Penya, exjugadores, exentrenadores y miembros de la actual plantilla que pasaron por los micrófonos de Radio MARCA, que realizó un especial de su programa T4 desde el Olímpico de Badalona en busca de apoyos para un club que podría entrar en fase de liquidación este jueves en la Junta General de Accionistas.

Juanan Morales, exjugador y actual presidente de la Penya, reconoció que la situación es muy delicada: “Necesitamos desbloquear los compromisos que tenemos con el Ayuntamiento. El jueves tenemos una Junta General de Accionistas en la que presentaré una foto real de la situación del club y serán los accionistas los que decidan si optan por la liquidación o por continuar”.

La solución pasa porque el Ayuntamiento pague las dos primeras mensualidades del acuerdo de patrocinio suscrito hace un año (160.000 euros) y porque el club reciba unos 900.000 euros de la Fundación Badalona Capital Europea del Basquet. El consistorio badalonés condiciona esos pagos a que el club justifique los 900.000 euros recibidos por la Fundación para el mantenimiento del Palau Olímpico en 2014 y 2015.

Aunque los accionistas abogasen por la disolución, el club no desaparecería de inmediato. “Eso llevaría un tiempo”, apunta un Morales que no se rinde en una situación tan adversa: “Todo lo que podía salir mal este año está saliendo mal. Llevamos tiempo en la UVI, esto es un negocio y da lo que da, pero vamos a seguir pase lo que pase. Tenemos un match point clave el jueves, pero el partido va a seguir luego, aunque vayamos dos sets abajo”.

Ricky Rubio, exjugador de la Penya, atendió a Radio MARCA desde Utah para dar su apoyo al equipo en el que se formó: “Es una situación muy delicada, pero el baloncesto español no se entendería sin el Joventut. Me es muy difícil imaginar el baloncesto en España sin el Joventut”, apuntó. “Todo el mundo tiene que hacer un pequeño esfuerzo para intentar salir de este bache. Parece una situación límite, pero tengo confianza que este club vaya para adelante”.

Otro canterano como Rudy Fernández, ahora en el Madrid, también mandó palabras de ánimo a su exequipo: “Quería dar todo mi apoyo a la gente de Badalona, sobre todo a la entidad y a la gente que trabaja en el club para intentar salvar una situación muy complicada. Decir a la gente de Badalona, al Ayuntamiento y a todos que intenten salvar a este club porque es histórico y muy importante en el mundo del baloncesto”.

Un mito de la Penya como Josep María Margall no se mostraba muy optimista: “Es un momento muy difícil: no hay dinero, no hay equipo, no hay resultados. Hemos perdido nuestra identidad con tantos extranjeros. Estoy muy fastidiado. Hace falta el milagro de la Penya, porque cada día lo tenemos peor”.

MITOS VERDINEGROS

Buscató, otra leyenda verdinegra, es más optimista: “Aún pueden pasar cosas porque detrás hay gente que quiere mucho a la Penya. No me imagino una Liga sin la Penya, es el único club que ha estado siempre en Primera junto a Estudiantes y Madrid”. *

Otro exjugador, Rafa Jofresa, está en esa sintonía: “Esperamos que se encuentren soluciones, sea el Ayuntamiento o quien sea, nadie quiere ver desaparecer a este club”. También Andrés Jiménez: “No podemos dejar desaparecer a un club tan representativo, sería un palo muy duro para el baloncesto”.

Y dos exentrenadores de la Penya fueron claros: “No se concibe el baloncesto sin el Joventut”, dijo Aíto. “Se me ponen los pelos de punta de pensar que puede desaparecer”, apuntó Lolo Sainz.

Un exrival como Juan Antonio Corbalán fue elocuente: “Sería una tragedia, algo incomprensible dejar morir a un equipo como el Joventut que le ha dado tanto a España”.