La Juventus será el rival del FC Barcelona en los cuartos de final de la Champions League. El primer partido (ida), a falta de concretar el calendario, se jugará el 11 o 12 de abril y, el segundo (vuelta) se celebrará el 18 o 19 del mismo mes. No hubo cruce español, pero no faltará agonía, pues el sorteo emparejó a Real Madrid y Barcelona con dos clubes superlativos. Los blancos se medirán al Bayern de Múnich y los azulgrana a la Juventus, reeditando la final de 2015. Ambos tienen a favor que juegan la vuelta como locales, un beneficio del que no gozará el Atlético. No obstante, en esta ocasión, no pueden quejarse los cochoneros. El sorteo le emparejó al Leicester, el rival que todos querían, aunque, cuidado, los ingleses ya acabaron con el Sevilla y viven de sorpresa en sorpresa los dos últimos años. El cuarto cruce de cuartos de final medirá al Borussia y el AS Mónaco.