En las semifinales de la Champions League se enfrentarán cuatro campeones de Europa, mejor cartel imposible. Los emparejamientos Barça-Bayern y Juventus-Real Madrid, pueden propiciar un clásico español en la final continental. 

Tanto Barça, como Real Madrid y Bayern de Munich, querían como rival a la Juventus, ya que sobre el papel parecía el rival más débil, aunque la realidad posiblemente sea otra. A estas alturas del campeonato no hay peritas en dulce, cuando se llega a estar dentro de los cuatro mejores del continente en la gran competición, cualquiera de ellos puede pasar a la final, tenga quien tenga delante. Serán cuatro encuentros apasionantes, de máxima exigencia, de intensidad total, esperemos que el fútbol desarrollado esté a la altura de las expectativas creadas, y el temor a la derrota no le gane terreno, como hemos visto en anteriores ediciones. Como nuestro deseo será siempre que el auténtico ganador sea el fútbol, analizaremos las semifinales desde esta óptica. Y como al Real Madrid y al Barça los conocemos sobradamente, nos fijaremos hoy en la Juventus y en el Bayern.

La eliminatoria Juventus-Real Madrid puede ser una confrontación trampa para el conjunto de Carlo Ancelotti, si este confía en la debilidad “bianconera” aireada en estas últimas horas, ya que la “vecchia signora” es un equipo con mucho oficio y con un fantástico once. Su gran fortaleza empieza en la portería con Buffón, un guardameta de total garantía, sigue en la defensa con Barzagli, Bonucci y Chiellini como base, ya que Allegri suele jugar con un 3-5-2, continúa en la zona ancha con Pirlo, Marchisio y Vidal perfectamente apoyados en las bandas por los incisivos Lichtsteiner y Evra, y arriba el poder goleador de Tévez y la velocidad en la conducción de Morata. Y no hemos de descartar la posibilidad de que uno de sus grandes activos, Paul Pogba, esté recuperado para disputar ya el encuentro de Turín, o en su defecto el del Santiago Bernabéu. Un equipo, la Juventus, que está en un gran momento de forma, líder en la Serie A con quince puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, ya tiene el “Scudetto” en el bolsillo. Y en los cuatro últimos encuentros de la Champions, dos de octavos y dos de cuartos, sólo ha encajado un gol, y este es su gran valor. Pero aunque los seis goles que ha marcado en estas dos últimas eliminatorias han elevado su media, es el conjunto menos goleador de los cuatro semifinalistas, y este es su gran déficit.

La semifinal entre el Barça y el Bayern de Munich, es una doble confrontación espléndida, en la que le doy muchas opciones al conjunto catalán, entre otras cosas, porque el posicionamiento del conjunto bávaro y el sistema táctico base con el que juega el equipo de Pep, favorece las transiciones rápidas del Barça. El Bayern ha disputado los cuartos de final de la Champions con bajas muy importantes, pero fue capaz de golear al Oporto el día que realmente lo necesitaba. Es un conjunto muy fuerte, y aunque como visitante disminuye bastante su rendimiento, en su estadio es casi invencible, y además, jugará desde la tranquilidad de haber cerrado su campeonato doméstico. El equipo de Guardiola se apoya en el mejor portero de la actualidad, Manuel Neuer. Tiene una buena defensa, aunque no es lo mejor de su once titular, no podrá contar con Badstuber, y no sabemos si con Benatia, por lo que en la retaguardia jugarían con Lahm, Boateng, Dante y Bernat. Para el centro del campo Pep ha recuperado a Schweinsteiger, Thiago Alcántara va cogiendo ritmo de partidos con mucha rapidez y Xabi Alonso es titular indiscutible en los partidos de máxima exigencia. Y arriba, con el 4-3-3 habitual de Pep; Robben, Lewandowski y Müller, aunque si Ribéry se recupera a tiempo estará en el once titular. Lo mejor del conjunto bávaro es su poder realizador, treinta goles en los diez partidos disputados hasta el momento, es el conjunto más goleador de los cuatro que quedan en la competición. Su punto débil debiéramos buscarlo en el eje defensivo, ya que no veo con gran capacidad resolutiva a Boateng y a Dante, y menos cuando quienes les exijan sean Messi, Neymar y Suárez.