24 de Junio 2015. El Real Madrid celebra el título de la Liga ACB en la pista del Palau Blaugrana. Los blancos, que completaban la temporada perfecta, borraban del mapa a un pobre FC Barcelona que, apenas sin oposición, se rendía ante el poderío blanco. El verano en ‘Can Barça’ ha sido duro: se dudaba de la continuidad de Joan Creus, el técnico Xavi Pascual afrontaba unos meses complicados tras un año en blanco y Juan Carlos Navarro – el capitán – se perdía el Eurobasket para poder recuperarse de sus eternas lesiones.

3 meses después, 7 caras nuevas (Pau Ribas, Carlos Arroyo, Stratos Perperoglou, Samardo Samuels, Shane Lawal, Vezenkov y Diagné) y 1 Supercopa ACB hacen que los catalanes afronten el nuevo curso con hambre y con mucha ilusión. El inicio no ha podido ser mejor; título en Málaga con dos exhibiciones. Los de Pascual, que han demostrado tener carácter, fuerza, garra y acierto, se pasearon ante el Herbalife Gran Canaria – semifinal – y Unicaja en la gran final. El momento de forma de un Pau Ribas crecido tras su Europeo, el músculo interior del nigeriano Shane Lawal o la calidad de Abrines o Satoransky, insinúan emociones intensas en el Palau.

El Barça sabe que tendrá que rendir al 100% para superar a un Real Madrid que, tras las salidas de Slaughter o Bouroussis, sigue confiando en su columna nacional (Sergio Rodríguez, Sergi Llull, Rudy Fernández y Felipe Reyes). Los de Pablo Laso son los máximos favoritos de cara a revalidar el título de la Liga ACB.

Por su parte, FIATC Joventut y ICL Manresa intentarán asumir sus respectivos objetivos. En Badalona, con Salva Maldonado de nuevo en el banquillo, reconocen la dificultad de igualar el rendimiento del pasado año. Jugar la Copa del Rey, acceder entre los 8 mejores de la competición y realizar la mejor primera vuelta de la historia del club, es un objetivo difícil pero no imposible. Sergi Vidal, Albert Miralles, Demond Mallet y Nacho Llovet seguirán siendo el escudo de una entidad que incorpora a Albert Sàbat, Brandon Paul y Ousmane Drame.

En Manresa, ya sin Pedro Martínez en Valencia pero con la llegada de Ibon Navarro (ex Baskonia), el equipo quiere demostrar que puede seguir siendo de ACB. Tras salvar la categoría en la última jornada derrotando al campeón de Europa en su pista, los catalanes han vuelto hacer una plantilla (casi) nueva. Álex Hernández y Marius Grigonis son los únicos que siguen con respecto al pasado ejercicio. El retorno del veterano Román Montañez y los fichajes de Ruslan Otverchenko, Ricky Sánchez o Jaermaine Thomas generan ilusión y expectación en el Nou Congost.

Valencia (con Pedro Martínez en el banquillo), Unicaja de Joan Plaza o el Herbalife Gran Canaria del siempre respetado Aíto García Reneses serán otros conjuntos a seguir en una temporada apasionante que abre fuego este fin de semana.