Matthijs de Ligt

Uno de los grandes objetivos que tiene el Barcelona para reforzar la plantilla la próxima temporada es Matthijs De Ligt. No es ningún secreto. Hace tiempo que el futbolista está en la lista de futuribles y la secretaría técnica le sigue de manera periódica desde la temporada anterior. El propio presidente no tuvo reparos en admitir públicamente dicho interés hace unos días. “El nombre de De Ligt estará encima de la mesa”, dijo Bartomeu.

Sin embargo, esto no quiere decir que el Barcelona se vaya a volver loco por traer al jugador. El pasado mes de enero, el club anunció el fichaje de De Jong para el próximo ejercicio. Un enorme gasto que superó lo presupuestado en un principio ya que pagará un fijo de 75 millones más otros 11 en variables. Las arcas del club, por otra parte, no andan para muchas florituras. Y no hay que olvidar que el precio de Luka Jovic, otro de los objetivos, está comenzando a dispararse.

El Barcelona, por tanto, irá con tiento en la operación. No hay que olvidar que el equipo tiene la posición bien cubierta. En estos momentos hay seis centrales en la plantilla. Es evidente que no todos van a seguir, pero este número da una clara idea de que un central ahora no es una absoluta necesidad. Otra cosa es que consideren a De Ligt un fichaje estratégico de cara al futuro, por su juventud e innegable calidad.

Por este motivo, el Barcelona sigue trabajando en busca de un acuerdo con el Ajax. Con motivo de la reunión de la ECA, directivos azulgranas han mantenido contactos con el club holandés. No hay oferta formal, se habla de un traspaso de 70 millones, pero el interés de otros clubes importantes por el defensa hace que la operación sea compleja. La Juventus está apretando fuerte y es un hándicap importante. La solución no se prevé inmediata.

Si se produce la llegada de De Ligt, el club azulgrana se plantearía la salida de otro de los centrales que hay en la plantilla. Se da por hecho que tanto Murillo como Vermaelen no seguirán. El primero llegó como cedido para tapar el hueco que dejaron las lesiones de Umtiti y el propio Vermaelen. Fue una solución de urgencia aceptada por el futbolista que no tendrá continuidad. En el caso del belga, acaba contrato y no se le va a renovar.

Los dos jugadores que tendrían más opciones de salir son Umtiti y Todibo ya que tanto Piqué como Lenglet, que ahora mismo forman la pareja titular, tienen su continuidad asegurada por mucho que ayer se hablara de un interés del Nápoles por el francés. Todibo ha sido el último en llegar. Es un futbolista de futuro al que se le podría buscar una cesión para que fuera progresando. Sin embargo, la idea del club es que se mantenga en la plantilla.

Por último, queda el caso Umtiti. El francés ha sufrido muchos problemas con su rodilla izquierda en esta temporada y ha estado varios meses parado. Se está especulando con la posibilidad de que el Barcelona le venda si llega una buena oferta. Sin embargo, no parece probable. Básicamente porque la intención de Umtiti no pasa por dejar el Barcelona.

Fuente: Marca.com

 

Anuncios