Uno de los héroes del barcelonismo, Ronald Koeman, ha aterrizado con buen pie en la Premier League. Tras su etapa en la Eredivisie holandesa, dónde logró clasificar al Feyenoord para la previa de la Liga de Campeones, fichó por el Southampton para sustituir a Mauricio Pochettino. El listón está alto. Muy alto. 

Los saints fueron el equipo revelación de la pasada campaña (8º con 56 puntos) y prueba de ello ha sido la marcha de sus jugadores más importantes y carismáticos este pasado verano: Lallana, Lambert, Lovren o Luke Shaw

decidieron probar retos aún mayores. Y hablando de retos, el de un Ronald Koeman que llegó al sur de Inglaterra con la misión de mantener la exigencia del curso pasado. Para ello, el técnico holandés decidió rodearse de futbolistas que conocía a la perfección de su etapa en Holanda. Así, se trajo a la Premier al delantero italiano Graziano Pellè que ya estuvo a sus órdenes en Rotterdam. Pellè, autor de 27 y 23 goles respectivamente en sus dos últimas campañas, ha arrancado con fuerza la temporada: 4 goles en siete jornadas de Liga además de ser convocado por la selección italiana. También se trajo a Dusan Tadic. Tadic – mediapunta serbio de 25 años – actuó en las últimas campañas en el Twente siendo el futbolista referente de su equipo. El serbio es el encargado de nutrir balones a los delanteros para que acaben en gol. De momento, el serbio ya ha repartido 3 pases con final feliz. Tras siete jornadas disputadas, Koeman tiene al Southampton en la tercera posición de la tabla con 13 puntos y con la sensación de ser uno de los conjuntos más divertidos de ver de toda la competición. Visto el calendario que tiene por delante en las próximas fechas (Sunderland, Stoke, Hull y Leicester) los saints piensan en mantenerse en las plazas de privilegio entre tanto ‘gigante’.