El Fc Barcelona está en un momento francamente dulce. Líder en la liga con un encuentro menos, en la final de la copa del rey, y en los octavos de final de la liga de campeones. El Barça se encuentra en el mejor estado posible, para conseguir los objetivos de esta temporada, que bien pudiera ser, ganar de nuevo un triplete. Y su gran crack, Leo Messi, empezó el año espectacularmente bien, y lo que es lo mejor, con sed de más títulos. Sobre Leo, el 11 de enero escribí lo siguiente:

“Leo ha conseguido su quinto FIFA Ballond´Or, en la ceremonia de la FIFA WORLD AWARD 2015, en el Kongresshaus de Zúrich. Quinto balón de Oro para progresivamente ir convirtiéndose en el mejor futbolista de la historia. Creo, sinceramente, que los detractores a mi afirmación, de que Leo es el mejor jugador de la historia, tras este quinto máximo premio se irán quedando sin argumentos. Ya no sirve, al menos para mí, el que Messi no haya ganado un Mundial con la selección de Argentina, para decir que no es merecedor de ser calificado como el mejor futbolista de todos los tiempos”.

El Barça está transitando por el que no hace demasiado denominé periodo clave, ya que se trataba de cinco jornadas que nos acercaban al derbi de Madrid en el Santiago Bernabéu, y lo que presumía el día 27 de enero, se va cumpliendo, lo que viene a continuación es parte de mi post:

“Si el Barça consigue trece de estos quince puntos, y los tres del Molinón, que no será fácil, pero se hace con dieciséis puntos en total, mientras que sus rivales sólo pueden disputar quince, y en la última de estas cinco jornadas sólo los podrá conseguir uno de los dos, o se los tendrán que repartir, ya que es el derbi de la ciudad de Madrid, el Barça puede dar un golpe de autoridad en la liga. A partir de ahí, sólo quedarán 36 puntos en disputa, doce jornadas; y, según especulamos, si el conjunto blaugrana consigue un buen margen en los próximos quince, puede empezar a ser inalcanzable para Atco y Real Madrid.

En medio de tanta competición, en can Barça, como si de la casa de los líos se tratara, no paran de suceder cosas que alteran su biorritmo normal, pero en este caso quiero referirme, no a lo de dentro, que es mucho, sino a algo que ha venido de fuera. La insistencia por parte de ciertos sectores de que Neymar dejaría la entidad blaugrana en el próximo curso. Para tranquilizar a la masa social del Fc Barcelona, escribí lo que realmente creo:

“Cuando temes que un jugador de tu equipo pueda dejar la entidad, lo primero que se debe hacer, es buscar los motivos por los que pudiera hacerlo. En el caso de Neymar, debemos preguntarnos si marchando a otro equipo, al Real Madrid o al PSG, por ejemplo, mejora deportiva y económicamente. Deportivamente no, porque el Barça en este momento está por encima de los dos, y de otros muchos que pudieran apostar por él; económicamente quizá sí, aunque cuando se ingresa lo que Neymar gana en el Barça, que es muchísimo dinero, difícilmente priorizas la parte monetaria. Y hemos de tener en cuenta que en el último ejercicio, aunque Neymar hubiese ganado más dinero como futbolista en otro equipo, lo conseguido con el Barça, le ha hecho ganar las primas por títulos que tiene de las marcas que él representa. Por lo tanto, la multinacional Neymar ha ganado más dinero en el Barça del que hubiese ganado en otro club, ya que no sólo es lo que ingresa como futbolista, sino también lo que recibe por derechos de imagen y contrataciones varias”.

Y en cuanto a lo que estamos viviendo estos días, sin duda alguna lo mejor ha sido la victoria sobre el Valencia, que se rubricó ayer con el pase a la final del sábado 21 de marzo. Tras lo vivido, así lo comenté al día siguiente:

“Sinfonía azulgrana en el Camp Nou ante el Valencia. Exhibición de talento futbolístico durante 90 minutos; semifinal cerrada, y algo muy importante para el conjunto de Luis Enrique, fue un partido de mucho disfrute y poco desgaste, con el añadido de que en Mestalla la próxima semana se podrá rotar, algo fundamental en esta época, por la densidad de encuentros que lleva el Barça. El oxígeno que conlleva el 7-0 al Valencia, un rival que no rascó, ni sometió al conjunto blaugrana a un ida y vuelta constante, además del trámite que supondrá para el Fc Barcelona el encuentro de Mestalla, es fantástico, debido a que en este momento se están realizando entrenamientos de carga. El equipo de Luis Enrique está trabajando, en la medida que el tiempo disponible lo permite, con una relación alta de volumen e intensidad, para llegar lo mejor posible al tramo decisivo de la competición, abril y mayo, que es cuando se lo jugará todo”.

Y a partir de ahí, a afrontar uno de los encuentros más complicados de esta temporada, el de este domingo ante el Celta en el Camp Nou. Encuentro complicado porque el equipo de Eduardo Berizzo está realizando un fútbol fantástico, y ya nos ganó en la primera vuelta, en Balaídos, por 4-1, por lo tanto, bueno sería devolverles la “afrenta”.