Cristian Tello vive su mejor momento en el Oporto. El extremo de Sabadell, cedido por el FC Barcelona al club portugués, atraviesa por un momento de forma excepcional. Tello, que el pasado martes ayudó a su equipo a clasificarse para los ¼ de final de la Liga de Campeones, ya ha manifestado que sería “feliz” si permanece en el club de Do Dragao la próxima temporada. 

De hecho, el equipo que preside Pinto da Costa está dispuesto a pagar la opción de compra (8 millones de euros) por el futbolista al finalizar la presente temporada.

Autor de un “hat-trick” al Sporting Clube de Portugal (3-0) y del gol del triunfo en el estadio del Sporting de Braga (0-1) este último viernes, Tello ya es uno de los ídolos de una afición que confía en su velocidad, desborde y gol para llegar lejos en Europa e intentar dar caza al líder de la Liga (Benfica).

Suma 7 goles en el global de la campaña – 4 en los últimos tres encuentros – y para Julen Lopetegui, su técnico, se trata de uno de los futbolistas más desequilibrantes del viejo continente. A sus 23 años, este habilidoso extremo ha sido capaz de sentar en el banquillo a una leyenda del país como es Ricardo Quaresma.

Velocidad, desborde y gol. Palabras que definen a un futbolista de los de antes: jugador de banda que vuelve loco a cualquier defensa. Y Vicente del Bosque muy pendiente de sus evoluciones…