Los seis equipos españoles que han disputado esta pasada semana competiciones europeas no consiguieron el triunfo. FC Barcelona, Villarreal CF (empates), Atlético de Madrid, Sevilla FC, Valencia CF y Athletic Club Bilbao (derrotas). Casualidad o no, entramos en un tramo de temporada donde la exigencia del calendario – Marzo, Abril y Mayo – tiene una importancia capital. Administrar los recursos de la plantilla y entender los partidos clave de aquí a final de campaña, resultará vital de cara al éxito de cada uno de los equipos que están inmersos a estas alturas del curso en dos competiciones.

En Barcelona, Luis Enrique (entre rotaciones, sanciones y lesiones) intenta que su once de gala habitual llegue con absoluta frescura y lucidez al momento más decisivo de la Champions. En el Vicente Calderón, a Diego Simeone se le acumulan los problemas a base de lesiones: Diego Godín y José María Giménez (eje central titular de la zaga rojiblanca) han “caído” debido a sendas lesiones musculares. Lo mismo ocurre en Sevilla con Víctor Machín ‘Vitolo’ y Konoplyanka.

Todo influye (viajes, poca pretemporada en verano, calendario, preparación física) pero la presión a la que están sometidos los equipos cuando llegan los meses determinantes de las temporadas, es un punto muy a tener en cuenta para entender la bajada de tensión de los conjuntos “europeos” en según qué situaciones. En dos meses – Abril y Mayo – se juegan la totalidad de un curso muy exigente a todos los niveles. El factor mental puede jugar un papel importante para decidir los objetivos. Y eso también es deporte.