El Barça salió a disputar el Clásico demasiado consciente de cual era la situación de ambos equipos en la clasificación, y eso no gustó a su masa social, ni al espectador en general. No vimos, ni de lejos, al conjunto que ha maravillado al universo fútbol, con 39 partidos invicto. Supongo que tiene mucho que ver la fecha FIFA, en la que seis jugadores claves del Barça, Bravo, Alves, Mascherano, Messi, Neymar y Suárez, realizaron viajes transoceánicos, con el cansancio que ello comporta. Pero no deben buscarse excusas, ante el Real Madrid, contra el eterno rival, la motivación ha de ser máxima, y el esfuerzo realizado ha de ir en consonancia con la importancia del duelo.

Mañana el Barça debe jugar un encuentro muy importante, ante el Atco de Madrid, la ida de los cuartos de final de la Champions League. Y en ese partido no queremos ver lo que presenciamos en el Clásico, no se lo merece la afición y tampoco los jugadores, por lo que entiendo que su autoestima será la piedra angular que hará posible un buen resultado. Ante el Atco, no queremos ver la poca participación de Leo Messi, los fallos de Suárez, las ausencias de Neymar, la debilidad en defensa de Dani Alves y Jordi Alba, y el poco acierto en los cambios de Luis Enrique, que últimamente nos ha costado puntos. El míster ha de tener claro, que no puede sacar del equipo a Iván Rakitic, cuando estaba siendo uno de los mejores, aunque tenga tarjeta amarilla, para sustituirlo por Arda Turan, un jugador diesel, que cuando entra en calor ya se ha terminado el encuentro. Todos han de hacer un análisis en profundidad para que mañana no vuelva a suceder lo que pasó el sábado, ya que el partido ante el conjunto de Simeone, es de máximo interés y trascendencia, para el éxito de la temporada.

El Cholo y su equipo harán lo habitual en ellos cuando juegan ante el Barça, darán en todo momento el balón, pero no los espacios, estos los tendrá que crear el Barça, y ante el equipo colchonero no es tarea nada fácil. Espero que el Barça muestre su mejor versión, y no la que vimos en el Clásico, sino será muy difícil derrotar al conjunto rojiblanco. Espero que el equipo de Luis Enrique, y el propio míster, hayan aprendido del encuentro contra el Real Madrid. Ya sabéis, como dijo un sabio, que a veces se gana y a veces se aprende. Si en las victorias se gana y en las derrotas se aprende, nunca se pierde.

El Barça tiene una calidad extraordinaria, pero para eliminar al Atco de Madrid, necesitará que salga a flote, sino será imposible. Si el conjunto azulgrana trabaja tanto como el rojiblanco se impondrá, sino, no, porque a igual gasto físico se impone el talento, pero si el rival trabaja más, a menudo el talento no sirve para nada. Esperemos que no sea el caso.