253 partidos. Juan Carlos Navarro se retira de la selección española y lo hace en Estambul, el lugar donde consiguió una medalla de bronce hace justo 16 años (Eurobasket 2001). El mayor talento del baloncesto estatal deja el combinado nacional con la tranquilidad de ser un referente para las generaciones futuras que ya vienen empujando con fuerza. El capitán no se podrá despedir con la medalla de oro pero sí con el reconocimiento de sus compañeros y amigos que han compartido con ‘La Bomba’ todos estos años de éxitos al frente de la Generación de Oro. 5 Juegos Olímpicos a sus espaldas, 1 Campeonato del Mundo (Japón 2006), 2 Eurobaskets (2009 y 2011) y un sinfín de logros a nivel individual en una década prodigiosa difícil de repetir. Hablar de Navarro es hablar de puro talento, de un genio del baloncesto qué apareció una tarde de noviembre de 1997 para levantar aplausos en un Palau Blaugrana qué seguirá, como mínimo una temporada más, disfrutando de sus lanzamientos a canasta. Puntos, bombas y triples. Especialidad de la casa para la leyenda del baloncesto español. El 7 de la Selección, un deportista 10, qué deja un legado eterno.