El destino ha querido que sea Cornellà, en pleno corazón de la novena provincia, hervidero de fieles, apasionados béticos en la distancia, el escenario en el que Joaquín Sánchez, capitán y leyenda viva del conjunto verdiblanco, consiga agrandar su ya de por sí esplendorosa historia en la máxima categoría del fútbol español.

El talentoso centrocampista portuense, que cumplió 37 años el pasado mes de julio, alcanza las 500 apariciones en Primera división en LaLiga. Una cifra que, hasta la fecha, sólo ocho jugadores han sido capaces de superar en los casi 90 años que han transcurrido desde la primera edición del campeonato.

El 17 bético se unirá al selecto club de mitos del balompié nacional que en su día lograron superar la barrera del medio millar de encuentros en LaLiga: Zubizarreta (622 partidos), Raúl (550), Eusebio (543), Buyo (542), Sanchis (523), Casillas (510), Xavi (505) y Soler (504).

Abrumando por la estadística, Joaquín recibe a MARCA en el Hotel Hesperia Barcelona Tower nada más aterrizar procedente de Luxemburgo, donde el pasado jueves certificó el pase a las rondas eliminatorias de la Europa League con su equipo como líder de grupo. “La verdad es que nunca imaginé poder alcanzar una cifra tan alta de partidos en LaLiga”, reconoce.

En las 18 temporadas que lleva como profesional, 16 en España, el de El Puerto de Santa María, un futbolista con un físico privilegiado y al que siempre han respetado las lesiones, ha ido engrosando sus números en la máxima categoría defendiendo los colores de tres equipos: Betis (284 partidos), en dos etapas, Valencia (158) y Málaga (57).

Estrella de la TV y accionista

El presente y el futuro próximo de Joaquín siguen estando sobre el césped, no hay duda. Viéndole jugar cada domingo, cuesta mucho pensar que el final de su carrera pueda estar próximo. Pero lo que parece claro es que a Joaquín, el día que decida colgar las botas, no le van a faltar ofertas.

El portuense, por su particular forma de ser y su manera de tomarse la vida con humor, se ha ganado el cariño de la gente. Algo que se refleja en las audiencias de televisión cada vez que aparece en un programa. Sus ‘aventuras’ junto a Bertín Osborne mantienen pegada a la gente a la pequeña pantalla durante horas. Y Pablo Motos no ha dudado en trasladarle una propuesta para trabajar en El Hormiguero en cuanto quiera.

Pero además de este perfil mediático, que amplió este viernes participando en un espectáculo de chistes en el Teatre Apolo, a Joaquín también le esperan los despachos del Betis, el equipo de su vida. A principios de año se convirtió en el sexto máximo accionista de la entidad, invirtiendo 1,2 millones de euros en un 2% del capital social, y sueña con llegar a presidente.

Fuente: Marca.com