La quinta jornada de la liga española puede ser fundamental para las aspiraciones de los equipos que están llamados a hacer algo grande en el campeonato.

Ayer, en el Power8 stadium, ante el Espanyol, el Valencia ya nos demostró que debemos empezar a quitarle la etiqueta de outsider porque no está dando la talla, ya que tras cinco jornadas sólo ha conseguido 6 puntos, que es el resultado de una victoria, tres empates y una derrota.

Por su parte el Atco de Madrid camina con paso firme, ya que ostenta 12 puntos tras la disputa de 15, con el único tropiezo de la derrota en el Manzanares ante el Fc Barcelona. El conjunto colchonero, está ahí. No sabemos lo que le durará la fuerza inicial, pero de momento está muy bien, tanto en la liga como en la champions.

Y si Valencia y Atco de Madrid jugaron ayer, hoy lo harán, Sevilla, Barça y Real Madrid. Lo del equipo hispalense es algo surrealista, cierra la clasificación con 2 puntos de 12 posibles, y hoy juega en Las Palmas, donde intentará conseguir su primera victoria en la liga. El Sevilla sí que en sólo cuatro jornadas, ha perdido, para mí, su condición de outsider al título de liga. Al parecer, los jugadores lo tienen todo focalizado en la liga de campeones, y ese no es el camino.

En cuanto a los dos grandes, El Real Madrid tiene un partido muy complicado,  ante el Ath Club de Bilbao, en San Mamés, plaza en la que el Barça ya ganó en el primer partido de este ejercicio. Al conjunto merengue sólo le vale la victoria, para que el Barça no se marche si gana en Vigo, y para recortar puntos, en caso de que el equipo azulgrana no gane ante el Celta.

Y el Barça,hoy, debiera ganar o ganar, porque así podría convertir esta jornada en una fecha clave para revalidar el título de liga. Si el Barça gana en Vigo, y el Real Madrid no hace lo propio en San Mamés, aunque empate, el conjunto de Luis Enrique marcharía de 4 puntos. Y las distancias que se establecen al principio de un campeonato, en el que el ganador perderá pocos puntos, pueden llegar a ser decisivas. En el momento que se disputan ligas de 114 puntos, 38 por 3, y se ganan con 100, como ha ocurrido; es decir, dejando sólo 14 puntos en el camino, haber perdido 4 puntos en la disputa de los primeros 15, puede llegar a ser insalvable. No habría nada hecho, queda mucho, pero está claro que quien golpea primero, golpea dos veces.

Aunque el ejemplo de la pasada temporada, no fuera una liga de 100 puntos, sí lo fue de 96, por lo que el campeón, el Fc Barcelona, sólo se dejó 18 puntos en 38 jornadas, prueba de que cada punto que no sumas, te acerca a la no consecución de tu objetivo. Hoy, tanto a uno como al otro, tanto al Barça como al Real Madrid, sólo le vale la victoria, en caso contrario, sería hacer concesiones al máximo rival.