Sergio Agüero es el delantero del momento en la Premier League. A pesar del impacto de Diego Costa en el Chelsea, el atacante argentino sigue rayando a un nivel superlativo en la considerada mejor Liga del mundo. Con 14 goles en 14 partidos, el Kun es el auténtico líder de un Manchester City que, tras un inicio muy irregular, sobrevive gracias a sus genialidades dentro del área.

El albiceleste está demostrando que, tras los inalcanzables Leo Messi y Cristiano Ronaldo, ocupa el podio de los futbolistas más determinantes del planeta futbolístico. Esta temporada se exhibió ante el Tottenham (4 goles) y remontó con un “hat-trick” al Bayern de Pep Guardiola para seguir vivo en la Liga de Campeones.

Íntimo amigo de Messi – con quién comparte habitación en las concentraciones de la selección argentina, Sergio Agüero sólo tiene un punto débil: las lesiones. El Kun se lesiona con asiduidad y eso, en ocasiones,  le impide coger regularidad y confianza con su físico. Dicen que su amigo Leo va loco para que el Barça lo fiche aunque las últimas declaraciones del propio jugador del club azulgrana – donde deja la puerta abierta a un posible cambio de aires – ha alimentado los sueños húmedos del Manchester City. “Intentaré convencer a Leo para que venga a la Premier conmigo”. Palabras de un Sergio Agüero que ya se prepara para una semana vital e importante: recibir al Everton en el Etihad antes de que su equipo viaje a Roma para la “finalísima” que tiene el Manchester City en la Champions League.