21 años después de debutar en un partido de Liga ACB en el Palau contra el Covirán Granada, el número 11 de la sección de baloncesto pasará a ser leyenda en el techo de un carismático pabellón donde ya lucen las camisetes de Epi (15), Solozábal (7), Jiménez (4) y Dueñas (12).

Juan Carlos Navarro, quizá el mayor talento del basket europeo, recibirá este domingo su gran homenaje. Y lo hará en casa, ante su gente y en la pista que le ha visto crecer como persona y jugador. 1.139 partidos, 13.609 puntos y 35 títulos de azulgrana resumen una etapa única y exitosa donde la sección consiguió sus dos Euroligas que lucen en la vitrina del Museu (2003 y 2010).

Más allá de popularizar un tiro a canasta (la bomba) y de ser decisivo durante estas dos últimas décadas, Navarro deja un hueco imposible de llenar. El Barça necesita saber competir sin la presencia de su líder natural en la pista aunque, a buen seguro, seguirá ejerciendo de capitán desde su nueva faceta.

El talento, la improvisación, el genio y la intuición. Se va el jugador pero siempre quedará la leyenda. Juan Carlos ‘Bo11ba’ Navarro.

Anuncios