Fratelli d’Italia

L’Italia s’è desta

Dell’elmo di Scipio

S’è cinta la testa

Pequeña estrofa del himno italiano. Italia es diferente, pasional, orgullosa y muy competitiva. Dicen que cuando suena el himno del país transalpino antes de los partidos, los jugadores empiezan el choque ganando 1-0. Aparecía La Nazionale como tapada de una Eurocopa con favoritos claros (Francia, España y Alemania) pero la sensación es que a los italianos nunca se les puede minimizar. Sin Marchisio, sin Verrati y sin un hombre gol; de esta guisa aterrizaban los de Antonio Conte en Francia. En los primeros 90 minutos – vs Bélgica – las dudas se disiparon entorno a una selección que siempre compite y lo hace desde la seguridad de tener a un líder (Buffon) y a una defensa (Bonucci, Chiellini y Barzagli) de las mejores de Europa. En Octavos y ante la actual campeona del viejo continente, Italia jugó al fútbol durante los primeros 45 minutos y aguardó atrás (como toda la vida) en la segunda mitad. Accedió a unos 1/4 donde se medirá a la campeona del mundo (Alemania) y sin presión. Sin presión porque los teutones parten como favoritos: eso sí, Italia les ha superado siempre.

Pueden llegar mejor, peor, con lesiones, con polémicas y sin jugar a nada…. pero sí algo sabe el mundo del fútbol, es que Italia siempre es favorita  a todo. En cualquier torneo y en cualquier deporte. Es el gen transalpino.