“Es un orgullo tremendo volver a este club. Sé lo que supone vestir esta camiseta”. Nacho Rodríguez (Málaga, 1970), vuelve al FC Barcelona como manager de la gestión de la sección de baloncesto. El que fuera base del equipo durante seis exitosas temporadas (1998-2004), tiene la difícil función de revertir la dinámica negativa en la que está inmersa un equipo que, por historia, presupuesto, plantilla y masa social, no le corresponde a estas alturas de temporada: el Barça está eliminado de Europa a finales del mes de marzo.

Rodríguez, llega con fuerza y con hambre. Y, según su discurso, con las ideas muy claras para mejorar lo presente. Fue ídolo de la grada del Palau Blaugrana y miembro del plantel que alzó la primera Euroliga de la historia de la sección (2003). Jugador de equipo y hombre importante en el vestuario, se encargó de ayudar – en sus primeros pasos en el mundo de la canasta a nivel profesional – a Pau Gasol y Juan Carlos Navarro.

Su llegada, parece un soplo de aire fresco a una sección viciada de malas decisiones durante los últimos dos años. Salir de esta espiral negativa en la que se encuentra el Barça Lassa, es un primer paso para empezar a pensar en un giro hacia lo positivo. Nacho entiende y sabe lo que necesita y quiere el abonado del Palau. ¡Suerte y a trabajar!