Rakitic: “Pocos equipos en el mundo pueden ganar aquí dos veces en tres días”

Otro Clásico en el Bernabéu para el Barcelona. Pero este último tiene sin duda un significado especial. Si con el triunfo en la Copa el pasado miércoles la igualada era total en los duelos entre los dos grandes, con la victoria en la Liga (0-1) el Barça suma 96 victorias por las 95 de los blancos, con 51 empates. Hacía 88 años que los culés no estaban por delante en el balance.

El Barça le quita dos títulos al Madrid en 72 horas

Arthur mejora cada jugada. La pelota pasa por él y la jugada acelera. Por eso todos parecieron mejores, especialmente los volantes: Busquets, Rakitic y la aportación de Sergi Roberto, falso lateral. La calidad en el toque del de Reus en el toque fue esencial para abrir el melón en una pared de primeras que el croata finalizó con clase. Picó sobre Courtois, tras deshacerse de Ramos en velocidad, y anotó el 0-1.

El Madrid, que había logrado vencer en campos como el Wanda y el Johan Cruyff Arena o empatar en el Camp Nou, ha visto como todo lo que era blanco ahora es negro después de tres partidos consecutivos en el Bernabéu para olvidar, en los que se ha perdido la Liga y la Copa.

En los análisis pospartido se encontrarán diversas causas por las que el Barcelona de ayer fue infinitamente mejor que el del miércoles, en Copa del Rey. Sin embargo, todas las lecturas coincidirán en que el papel de Arthur Melo tuvo una importancia capital en la mejoría de los catalanes.

Anuncios