@RMBaloncesto 90 @FCBbasket 92

Los azulgrana, campeones de la Copa del Rey

 La defensa de Svetislav Pesic nubló a los blancos, castigados por Pau Ribas (21 puntos), Ante Tomic (17) y Thomas Heurtel, elegido MVP de la final. Tenía que ser una catarsis la que liquidara con la racha copera blanca, la que devolviera a la primera plana al Barcelona, la que le rescatara de esa depresión que parecía eterna. Pero tiene el destino estos caprichos y el baloncesto a sabios como Svetislav Pesic. De la más profunda crisis que se le recuerda escapó el Barça en Gran Canaria. Hace poco más de una semana despedía a Sito Alonso, ayer Navarro levantó al cielo el primer título de entidad desde hace cuatro años, la Copa número 24, la más inverosímil que se pueda recordar. Quien lo hubiera imaginado. Ni el más optimista culé, ni el más pesimista merengue. El ciclón fue el Barcelona, aunque la eterna fe blanca propiciara un desenlace vibrante y hasta polémico. Con todo absolutamente perdido regresó el Madrid, al que hay que matar hasta tres veces. Tanto creyó que hasta gozó de un lanzamiento para ganar. Pero falló Causeur desde la esquina y los árbitros no pitaron una falta de Claver Taylor en el rebote, dentro de tiempo. La emoción que hasta más valor otorga a lo logrado por el Barça. “Necesito tiempo, pero no hay tiempo”, pronunció Pesic el día de su presentación, la semana pasada. Rescatado de la jubilación por un Barça desesperado. Transformó las caras, mutó la actitud, devolvió la ilusión con una sola receta para empezar: esfuerzo innegociable y defensa. Más…