Situada en el Noroeste de Inglaterra, Manchester fue la primera ciudad industrializada del mundo y tuvo un papel fundamental en la Revolución industrial. Esta urbe, que vio nacer a los hermanos Gallagher y que siempre vivió a la sombra de la cosmopolita Londres, vuelve al primer foco mediático. Tras sufrir unas temporadas irregulares a nivel futbolístico, los dos principales equipos de la ciudad agitaron el mercado con la incorporación de dos de los técnicos más influyentes de los últimos tiempos: Josep Guardiola y José Mourinho.

El Etihad Stadium será el nuevo hogar del de Santpedor. Por su parte, Old Trafford acogerá durante tres campañas al de Setúbal en un intento de devolver al Manchester United a la gloria doméstica y continental tras unos años irregulares. Recuperar el ‘espíritu Ferguson’ tiene que ser uno de los grandes objetivos de Mou.

No muy lejos del Teatro de los Sueños, Guardiola desea implantar su idea futbolística en un Manchester City que, con el fichaje de Pep, quiere tranquilidad y una base sólida que asegure un proyecto lleno de alegrías y títulos. Tras coincidir en el FC Barcelona –  uno como jugador y otro en el staff – y después de compartir dos años en la misma Liga, Pep y José vuelven a encontrarse. Será en la Premier y será en la misma ciudad. Y lo harán con un mismo objetivo: ganar. Su deseo. Su obsesión. Su objetivo. En definitiva, alcanzar la misma misión pero con dos estilos bien diferenciados. Sus duelos volverán a copar portadas de diarios, minutos de radio y momentos televisivos únicos. Bienvenidos a Manchester, the place to be.