Una mirada que muestra fiereza y engaño. Unos ojos que desprenden competitividad y liderazgo, terror y confianza. En ocasiones, innumerables a lo largo de su vida, alcanzan incluso niveles excesivos. Tom Brady, estrella de los New England Patriots, quiere hacer historia de nuevo. A sus 40 años de edad Brady aspira a un nuevo anillo de campeón. Este domingo sus Patriots se miden a los Philadelphia Eagles en la Super Bowl y Brady puede levantar el que sería su sexto Trofeo Vince Lombardi. El quarterback es el jugador con más títulos en la NFL junto a Charles Haley, defensive end de los 90, y si vencen a los Eagles no existirá debate alguno. Tom Brady sería el jugador más exitoso de la historia de la NFL. Para muchos esa polémica murió hace un año, cuando los Patriots realizaron la mayor remontada jamás vista en una Super Bowl. Los Atlanta Falcons, el equipo de moda de aquel momento y con Matt Ryan como MVP, dominaban por 28-3 a falta de un solo cuarto. El equipo de Bill Belichick, entrenador de New England, era irreconocible en el verde. Hasta que Brady dijo basta. Encadenó cinco posesiones consecutivas con anotación y los Patriots forzaron una prórroga imposible. La suerte les sonrió con la moneda en el tiempo extra -quien gana tiene el primer ataque- y Brady selló la victoria. más…