El entrenador del Espanyol, Abelardo Fernández, ha sido presentado esta tarde en el RCDE Stadium. El nuevo técnico se ha mostrado convencido de que el equipo tiene opciones de lograr la permanencia en Primera división.

Primeras sensaciones. “Me siento un privilegiado de poder entrenar a este equipo y a este gran club. Desde el primer momento me sentí muy halagado porque no es fácil para un técnico estar en este equipo. Intentaré revertir esta situación. Toca trabajar a tope, al cien por cien. Confío en mi cuerpo técnico y en el club. Me gusta este reto, no me lo pensé dos veces”.

Dificultad. “Igual soy un poco masoca (risas), pero me encantaba el reto. Soy de las personas que me tiene que apetecer en el momento justo. El Espanyol es un grandísimo club y con una historia en Primera división espectacular. Es una entidad apetecible para cualquiera”.

Firmar por seis meses. “Es lo lógico, mi forma de pensar. Ojalá salgan las cosas bien y a partir de ahí ya se verá. En el futuro no sé lo que pasará. Imagina que lo consigo y después el club quiere seguir conmigo”.

Toma de contacto. “Me he encontrado un grupo muy predispuesto y esto es muy importante. Mi forma de trabajar es vivir el presente y el día a día. Lo importante es recuperar la confianza. Los futbolistas tienen calidad, lo han demostrado durante toda su carrera. No se les ha olvidado jugar. Hay que recuperar a nivel mental y a partir de ahí intentaremos sacar este rendimiento”.

Charla con los jugadores. “Son los primeros que quieren cambiar esta situación. Vienen convencidos de poder conseguirlo”.

Fichajes. “No he hablado para nada con la dirección deportiva. Estoy encantadísimo con la plantilla que tengo y nosotros somos los que tenemos que salir adelante. Si ven la posibilidad de reforzar el equipo siendo lo que venga mejor de lo hay, perfecto. Confío en mi plantilla”.

Debut contra el Barcelona. “No me lo he planteado todavía. Lo primero es conocer a los jugadores a nivel de entrenamientos. Quiero que mi equipo sea competitivo en todos los partidos y que la gente vibre con este equipo. No es ningún marrón, tenemos que ganar. Cualquier partido es una bendición”.

Pasado culé. “Desde que me llamaron soy el aficionado número uno del Espanyol”.

Similitudes con el Alavés. “He tenido la suerte de poder llevar a equipos como Sporting y Alavés en situaciones difíciles, pero mi objetivo y mi promesa es trabajo y compromiso al cien por cien. Sabemos que es una situación difícil, pero en 2004 el Espanyol salió de esta situación”.

Tabla rasa. “Parto de cero. Nos queda una liga de 20 partidos en la que tenemos cinco puntos de desventaja, no hay más. Creo que la forma de jugar le va a venir bien al equipo”.

¿Milagro? “El fútbol es el trabajo diario. A partir del esfuerzo llegarán los resultados. Lo que sí prometo es que mi equipo será competitivo y que mis jugadores se van a dejar la piel. He visto un grupo implicado. Quiero que veamos un equipo competitivo y vertical. No es el reto más difícil”.

Calendario. “Cada partido es una final, pero no con la presión de que si pierdes estás muerto. Competir, competir, competir y volver a competir. Es mi filosofía. Compitiendo bien seguro que vamos a tener muchas más opciones”.

Motivos para el optimismo. “Me gusta el club y la plantilla que tengo. Es un reto difícil, no es fácil y se puede conseguir. Si no, evidentemente, no hubiera venido. No me arrepiento para nada, estoy encantado. Nosotros tenemos que transmitir al perico que venga al campo para disfrutar de este equipo”.

Fortaleza en casa. “Me da igual lograr los puntos en nuestro estadio que fuera. Todos los equipos ganan más partidos en casa que fuera, pero yo quiero que el equipo transmita a la gente”.

Rendimiento de los delanteros. “Hay que trabajar para mejorar en las finalizaciones. Pero no sólo los puntas deben meter goles, sino los extremos y la gente que venga de segunda línea”.