Publicidad

Acuerdo LaLiga con Cvc

Ha sido un tsunami. LaLiga Impulso, el acuerdo de LaLiga con el fondo americano Cvc para inyectar 2.700 millones de euros en la competición ha sido recibido con ilusión por muchos, alivio por otros y dudas en casi todos. Los propios responsables de Cvc han podido explicar hoy la operación a los miembros de la Comisión Delegada de LaLiga que, tras aprobarla por unanimidad, 15-0, dejarán en manos de la próxima Asamblea de clubes (12 de agosto) su visto bueno final.

Nadie esperaba este impulso para dejar atrás, sin necesidad de endeudarse todavía más, los problemas financieros derivados de la crisis por el Covid. Y menos viendo lo que está sucediendo en Francia (clubes cerca de la quiebra) e Italia (pidiendo ayuda a su gobierno).

Preguntas y respuestas

Con esta medida, por ejemplo, el Barcelona dispondrá si quiere de 270 millones de euros, el Real Madrid de 261 y el Atlético de Madrid de algo menos de 200. Eso son, a efectos de mejorar su plantilla y tope salarial, casi 40,5, 40 y casi 30 millones para moverse en el mercado. Un balón de oxígeno.

Messi: firma inminente

Aún así, es inevitable que surjan dudas sobre LaLiga Impulso. Estas son las preguntas y respuestas que aparecen nada más conocerse el acuerdo, con la ayuda del periodista especializado Marc Menchén, de 2Playbook:

1.- ¿Esto arregla los problemas de límite salarial de los clubes?

No, pero casi. Desde luego lo deja muy a tiro. A los clubes más pequeños definitivamente sí les quita las preocupaciones. A los más grandes se lo pone en bandeja. Tienen que trabajar, algunos, pero lo tienen mucho más cerca.

2.- ¿Con esto el Barça ya puede inscribir a Messi?

No, pero al menos ya no parece imposible. De hecho lo hace parecer casi hasta fácil. El Barcelona ingresará unos 270 millones si esto se aprueba, lo cual repercute en 40,5 millones para aliviar su masa salarial.

El problema del club azulgrana era que no podía no recortar su masa salarial y seguir inscribiendo indiscriminadamente. Ahora, con estos 40 millones más los contratos que renegocien y las salidas de jugadores caros que consigan, sí van a tener algo de margen de acción.

No están obligados (ningún club) a quitarse todo el exceso de límite salarial en este mercado, pero lo que no podían hacer era aumentarlo. Pueden seguir excedidos, pero inscribir por parte de la masa salarial que liberen. Y esto sí se les ha puesto mucho más sencillo.

3.- Este dinero… ¿cómo hay que devolverlo?

“Es un préstamo blando, eso significa que los intereses son bastante más bajos de lo que exigiría un mercado normal, y además con 40 años de margen. Ningún banco o fondo de inversión financiaría a un club ahora mismo a más de cinco años”, explica Marc Menchén.

4.- ¿Es obligatorio? ¿Lo puede rechazar algún club que no esté de acuerdo?

Claro, lo pueden rechazar. Lo tiene que votar la Asamblea de clubes y algún club no estará de acuerdo y puede, si quiere, quedarse fuera. Lo que pasa es que ese dinero que no aceptas beneficiará directamente a tus rivales. Puede pasar como con la venta conjunta de derechos de TV o algunos otros movimientos clave del fútbol profesional: el Real Madrid (y alguno más) no estaba de acuerdo pero aceptó los ingresos.

5-. ¿Qué ha vendido LaLiga para que Cvc ponga 2.700 millones de euros?

Nada. Es como si LaLiga hubiera contratado a una agencia externa para mejorar su actividad comercial, y paga por ello. Alianzas estratégicas, venta de patrocinios, espacios temáticos y negocio de TV.

¿Qué aporta a cambio el fondo? “A cambio ponen esos 2.700 millones por una participación del 10% del negocio comercial y una cuenta en participación de los beneficios futuros que se obtengan con esta actividad. La valoración de la compañía es de 24.250 millones de euros”, explica Menchén.

6.- ¿Gana alguien además de LaLiga?

Sí. “Además de repartir el 90% de estos 2.700 millones entre los clubes, hay otros 100 millones que se repartirán entre la RFEF y el CSD para el fútbol femenino y no profesional”, asegura el director de 2Playbook.

7.- El 15% va a reforzar plantilla y jugadores. ¿Y el resto?

“Los fondos serán finalistas y sobre todo deberán dirigirse a estadios, ciudades deportivas, desarrollo de la marca internacional, comunicación, innovación, tecnología y datos y plan de desarrollo de contenidos en plataformas digitales y redes sociales”, explica Menchén. El 70% de los 2.700 millones irá a desarrollo de infraestructuras, un 15% más podrá ir a refinanciar deuda y compensar pérdidas de la Covid, y un 15% final a incrementar límite de plantilla deportiva.

En este último apartado hay un apunte relevante: “Cada club puede decidir cómo fracciona ese margen adicional para confeccionar su primer equipo: pueden consumirlo en uno, dos o tres años”, explica.

Ads