Alexia

Alexia lidera el regreso triunfal. El Barcelona solventó su visita a Turín con una victoria trabajada sobre la Juventus. La eliminatoria no está decidida, pero sí encarrilada. Cuatro cambios hizo Lluis Cortés respecto a la goleada endosada al Tacon en el estreno liguero el pasado domingo. La más llamativa, la entrada en la zaga de Van der Gragt, que tuvo que jugar con una máscara por un golpe que sufrió en la final de la Copa Catalunya.

El conjunto azulgrana -vestido con la equipación amarilla- fue el claro dominador del partido, tanto por dominio de balón como por generar ocasiones. En esto ha ganado mucho con el fichaje de Hansen. La noruega hizo diabluras por el carril diestro y fue un martillo percutor a la hora de sobrepasar el catenaccio del muro juventino.

De sus botas nació el primero de la tarde-noche. Un regate y disparo a pierna cambiada sorprendió a Giulani, cuyo rechazo fue cazado por Alexia para meter la bota y mandar al cuero al fondo de las mallas ante la oposición de Gama en línea de gol. Antes hubo ocasiones para Jenni, que comenzó jugando de falso 9; y Guijarro, que a punto estuvo de aprovechar una presión en la salida de balón, pero su disparo se fue fuera por poco.

La reanudación trajo consigo cambio de cromos, pero mismas sensaciones sobre el verde. El conjunto local quiso ganar aire y metros con la entrada de Aluko y Pedersen, pero para entonces el Barcelona ya se había hecho fuerte. El segundo del Barcelona sólo iba a ser cuestión de tiempo. Lo probó Hansen con disparos lejanos, una y otra vez, pero acabaría llegando con fabricación casera. Alexia, que está de dulce, centró con la diestra -pierna mala- a banda cambiada para que Torrejón volara en el segundo palo y mandara con la testa el balón al fondo de la jaula.

El Barcelona acabaría el partido con diez por expulsión, con roja directa, de Mapi después de que derribara a Aluko una vez que la internacional inglesa se disponía a gozar de un mano a mano ante Paños. La falta botada por Caruso, que se fue fuera por poco, fue lo más destacable de la Juve en todo el encuentro. El billete para octavos se tendrá que sellar dentro de dos semanas en el Estadi Johan Cruyff, pero está en camino…

Fuente Marca.com