Publicidad
Alexia Putellas, primera futbolista española en conquistar el Balón de Oro
📷 FCBarcelona

Alexia Putellas es la primera futbolista española que logra inscribir su nombre en el palmarés del Balón de Oro.

La futbolista del Barcelona fue coronada este lunes en el Théâtre du Châtelet de París como la mejor futbolista del momento al ganar una votación que ganó por goleada al recibir 186 puntos de los 50 periodistas especializados que votaron. En segunda posición acabó Jenni Hermoso (84) y hubo empate en el tercer cajón del podio entre Sam Kerr Vivianne Miedema (46). La azulgrana Lieke Martens fue quinta (40) y las otras dos españolas, Irene Paredes (8) y Sandra Paños (3), decimoquinta y decimonovena respectivamente.

Alexia Putellas recibió el premio de manos de Kylian Mbappé, jugador del PSG y campeón del mundo con Francia, que quedó noveno en la votación masculina. La de Mollet del Vallès se suma a un palmarés que hasta la fecha sólo tenía los nombres de Ada Hegerberg (2018) y Megan Rapinoe (2019)

“Estoy un poco emocionada. Es un momento muy especial. Tener aquí a mis compañeras me hace muy feliz. Quiero agradecer a todas las compañeras las que he coincidido en mi carrera, pero sobre todo a las que tengo actualmente. Es un premio individual pero es un éxito colectivo, lo siento así. Agradecer a los entrenadores que he tenido en mi carrera y han confiado en mí. A la afición y al club, al que es un placer representar aquí. A mi familia, que tengo aquí a mi tía, hermana, madre… y a alguien que siempre ha sido, es y siempre será muy especial para mí. Espero que estés muy orgulloso de tu hija allá donde estés, papá”, dijo en su speech.

El Balón de Oro supone otro reconocimiento individual para una Alexia Putellas que el pasado mes de agosto ya fue reconocida por la UEFA y la ESM como ‘Mejor Jugadora de la UEFA’ y ‘Mejor Jugadora de la Champions League’. En aquel caso no pudo acudir a la Gala de premiación celebrada en Turquía debido a las restricciones por la pandemia del COVID-19 por lo que su presencia en París le sirve también para quitarse esa espina y recibir el calor de compañeras y homólogos en vivo y en directo.

Ads