Bellingham, una estrella de otra galaxia

158

Bellingham es música celestial para el Real Madrid. El ‘Hey Jude’ se ha convertido en la banda sonora del conjunto blanco en este comienzo de temporada. Es el mayor impacto futbolístico de la historia de un club por el que han pasado los mejores jugadores del mundo. Bellingham es una estrella de otra galaxia. Un jugador capaz de firmar un doblete decisivo en su primer Clásico y marcar 13 goles en 13 partidos en su año de debut como madridista.

En el día de los Rolling en Montjuic, Bellingham fue su Satánica Majestad ante el Barcelona. Dos veces abrió los brazos, en su ya icónica celebración, para abrazar una remontada que le dio al Real Madrid una victoria que le permite seguir siendo líder y abrir un hueco de cuatro puntos con el Barcelona. También un triunfo de prestigio y de los que cambian dinámicas. A lomos del intratable Jude, el Madrid acabó con la condición de invicto de los azulgrana y dio un golpe de autoridad de los que se dejan sentir.

Las cifras de Bellingham asustan a los rivales, pero entusiasman al madridismo, que sigue frotándose los ojos ante el espectacular rendimiento del inglés. No hay números que se resistan al flamante fichaje blanco. Es el primer debutante del Madrid en un Clásico que marca un doblete; es el primer jugador que da un triunfo al Madrid en un Clásico marcando por encima del minuto 90; ha marcado 13 goles en 13 partidos, ha anotado en 10 de los 13 partidos que ha jugado; sus goles le han dado 12 puntos al Madrid de los 28 que suma; junto a Cristiano y Benzema, son los tres últimos jugadores del Madrid en alcanzar el listón de los 10 goles en Liga en las 10 primeras jornadas.

El demoledor ‘efecto Bellingham’

El impacto de Bellingham es brutal. Pichichi del Madrid (13 goles) y Pichichi de la Liga (10). Los 13 tantos que lleva anotados entre Liga y Champions superan ya los 12 que marcó Valverde la temporada pasada, por poner un ejemplo de su increíble inicio. Aparte, está a un gol de igual su mejor registro anotador, las 14 dianas que firmó la pasada temporada con el Dortmund. Un récord que Jude va camino de pulverizar, alcanzando un listón inimaginable. Los 13 goles de Jude superan los de Joselu (5), Vinicius (3), Rodrygo (2) y Valverde (2). Todo el frente del ataque blanco está a la sombra de la espectacular cifra anotadora del inglés.

Bellingham está en una nube. «Me encantan las remontadas, el corazón lo pasa mal pero tengo mucha confianza en mí y en mis compañeros. Llevaba semanas diciendo que necesitaba probar desde fuera y la he puesto en la escuadra. Ahora mismo me está saliendo todo. Estoy aprendiendo mucho de mis compañeros y de los técnicos. Puedo ayudar al equipo a ganar y quiero seguir haciéndolo. Estaba emocionado antes del partido, había visto muchos Clásicos desde el sofá junto a mi familia y les dije que hoy me tocaba a mí vivirlo, que me tocaba a mí hacer algo grande y lo he conseguido

El vestuario del Madrid, repleto de estrellas, no es fácil de impresionar. Sin embargo, el ‘efecto Jude’ los tiene alucinados. «Todo el mundo está sorprendido con su nivel, principalmente en su efectividad de cara a puerta. Parece un veterano y su actitud es muy buena. Está marcando muchísimo la diferencia», reconoce Ancelotti.

Para Modric también es un fenómeno paranormal: «No sé cómo explicar lo de Jude. Parece que lleva mucho tiempo aquí, no sólo tres meses. Ha caído de pie, como decís en España. Está empezando bien por su rendimiento, su personalidad y por cómo es como chico. No es casualidad, porque es un chico top y un talento extraordinario. Ni él se cree los goles que lleva y ahora no puede parar (risas)».

Fuente Marca.com