Pedri se estrenó con la camiseta de la selección española
Publicidad

Pedri se estrenó en la Eurocopa con la camiseta de la selección española en un gran torneo y con una sensaciones óptimas. El mediocentro firmó un buen partido y se volvió a Madrid feliz a título personal… aunque tocado por el empate. Cree que España mereció más y defendió a capa y espada a su compañero Morata. A la afición le pide “paciencia”.

El estreno en una Eurocopa:

“Feliz por el debut, que es un sueño, pero triste por el empate, hemos hecho un gran partido con ocasiones. Si seguimos haciendo partidos así teniendo el balón y con ocasiones llegará el gol”

¿Morata?:

“Todos podemos fallar, todos lo hacemos, él trabaja mucho para el equipo y eso se ve en el campo”.

Mensaje a la afición:

“A la gente le digo que siga confiando en nosotros, que somos un gran equipo”.

Morata reabre el debate del ‘9’

Emano a mano de Álvaro Morata en el primer tiempo frente a Suecia fue la ocasión más clara que dispuso la selección española para romper la férrea defensa sueca, en un partido que dominó pero que no terminó de encauzar por culpa de la falta de pegada, un mal que parece perseguir al combinado de Luis Enrique, con sus excepciones, como la goleada en este mismo escenario frente a Alemania. De hecho, la ocasión más clara realmente la tuvo Suecia con un disparo de rebote al poste. El público de La Cartuja se impacientaba y todas las miradas iban al mismo protagonista, el número 7 de la selección: Morata.

Porque el delantero de la Juventus, para bien o para mal, siempre ha generado debate en España y muchos apostaban porque ni siquiera fuese de la partida contra Suecia. El seleccionador tenía otra idea, por mucho que deba dejar para ello a Gerard Moreno en el banquillo, el atacante más en forma del fútbol nacional en la última temporada. Morata recibió algunos silbidos desde el público tras su error en el primer periodo. En otro disparo en la segunda mitad, con el interior y cerca del palo, estos pitos subieron de nivel. El público esperaba estar ya celebrando la ventaja en el marcador. Y esa montaña que se le hace a Morata cada envite con España se va haciendo cada día más y más grande.

Otro sector del público, sin embargo, comenzó a animar al delantero de España, pensando que en cualquier momento un remate del propio Morata podía dar la ventaja a España. El futbolista no hacia caso a los sonidos del graderio. Y eso que ya vivió un episodio desagradable en el penútimo amistoso antes de la Euro, en el Wanda frente a Portugal. Fue pitado por el que fue su público años atrás. En Sevilla, eso sí, aplaudieron la decisión de Luis Enrique de hacer calentar a los suplentes, entre ellos a Gerard Moreno. Mediado el segundo tiempo, Luis Enrique lo retiró (por Sarabia) entre más abucheos que aplausos, tras tampoco impedir que un balón se fuese por línea de fondo cuando lo tenía controlado. El debate del ‘9’ está servido en la selección.

Ovación a Gerard Morreno

La salida del delantero del Villarreal fue acogida con optimismo. Más que eso. Cuando el nombre de Gerard fue nombrado por la megafonía del estadio, La Cartuja le brindó una de las mayores ovaciones de la noche. Hay fe en que el delantero sea el faro de esta España con poco gol para todo lo que genera en la hierba. El jugador que lleva el ‘9’ en la camiseta tuvo hasta tres remates, uno de ellos muy claro de cabeza a pase de Pablo Sarabia. El balón no quiso entrar. Ni uno ni el otro, aunque el público de Sevilla ya había decidido cuál quiere que sea su goleador, ¿qué hará Luis Enrique?

Ads