Hace solo unos días Pjanic dejaba claro que no se conforma con su rol de suplente en el Barcelona y, cosas del destino, ahora tendrá la oportunidad de ser titular en el Wanda Metropolitano. Escenario y partido de los grandes de LaLiga.

Los servicios médicos del Barcelona han visitado al centrocampista Sergio Busquets esta mañana y han confirmado el el diagnóstico inicial: sufre un esguince en el ligamento lateral externo de la rodilla izquierda. Como es habitual, la entidad azulgrana no ha comentado el posible tiempo de baja del jugador, pero fuentes cercanas al entorno del futbolista han explicado que podría estar dos semanas apartado del equipo hasta que esté en óptimas condiciones para competir. El mediocentro no podrá estar en el Wanda Metropolitano este sábado

A sus 30 años, Pjanic busca triunfar en el Camp Nou. Llegó en verano al Barcelona previo pago de 60 millones más cinco en variables. El mediocentro firmó por la entidad muy consciente de que la competencia en el centro del campo es feroz. De hecho, en LaLiga aún no ha sido titular en ningún encuentro. En cambio, en Champions sí ha salido de inicio en los tres partidos.

Precisamente, en Europa ha jugado en dos ocasiones junto a De Jong, en el compromiso contra el Ferencvaros y contra la Juve. De hecho, el choque en Italia es el único que ha completado los 90 minutos. En cambio, contra el Dinamo de Kiev formó junto a Busquets. En el campeonato regular solo acumula 77 minutos, siendo el Alavés, con media parte, el compromiso en el que más presencia ha tenido.

Ahora tendrá un duro examen por delante. Contra el Atlético en el Wanda, un encuentro que pondrá a prueba al jugador y también al proyecto Koeman. “Estoy aquí para jugar”, dijo el pasado 27 de octubre. El 9 de noviembre insistía en esta idea. “Aún no estoy satisfecho. No me conformo con estar en el Barça, quiero dejar huella”. Y menos de un mes después de aquellas aseveraciones deberá dar un paso al frente.

Oportunidad… única

Todo apunta que Pjanic será titular el sábado por la baja de Busquets, pero parece que el catalán solo se perderá un uno o dos encuentros. Tras las pruebas a la que se sometió el lunes con la Selección, el medio sufre un esguince leve del ligamento lateral externo de la rodilla izquierda. Todo apunta a que es baja para el Wanda Metropolitano y duda para el Dinamo de Kiev.

Pjanic, no obstante, aún le resta un compromiso con su selección. Fue titular el domingo con Bosnia en el partido que le enfrentó a los Países Bajos y en el que marcó Depay, uno de los anhelos de Koeman el pasado verano y, probablemente, objetivo el próximo enero. El miércoles, el combinado de Pjanic se enfrenta a Italia.

Por lo tanto, poco tiempo tendrá el bosnio para preparar su posible debut como titular en LaLiga, ya que el Barcelona juega el sábado contra el Atlético de Madrid. Las cartas están sobre la mesa. Es la hora de Pjanic.