Bayern

Eprimer título europeo de esta temporada 2020-21, al igual que el último de la pasada, ya está en las vitrinas del Allianz Arena. El Bayern no fue aquel rodillo al que nos tenía acostumbrados en la Champions en esta Supercopa de Europa. El Sevilla lo intentó hasta el final, pero terminó abdicando en la prórroga, tras un partido heroico ante el gigante alemán. Los de Hansi Flick, como de costumbre desde que el técnico cogiera las riendas del equipo allá por noviembre de 2019, sumaron una nueva victoria a su racha, y ya van 26 en 27 partidos. Legendario.

Pese a que el Bayern era el principal favorito del encuentro, la historia no estaba a su favor. El torneo que enfrenta, desde 1973, a los campeones de las máximas competiciones del viejo continente, UEFA Champions League y Europa League, antes Recopa -hasta 1999-; no ha sido ni mucho menos un campo de rosas para los bávaros.

Hasta esta contienda sólo habían alzado una de cuatro, la conseguida en 2013 por penaltis ante el Chelsea de Mourinho.Dinamo de Kiev en 1975, Anderlecht en 1976 y Liverpool en 2001, fueron los equipos a los que intentaron emular los de Nervión, sin éxito gracias a los goles de Goretzka y Javi Martínez.

Con esta segunda copa se sitúa a las puertas del top five, que acaparan Barcelona y Milan con cincoReal Madrid y Liverpool con cuatro Atlético de Madridcon tres. Así mismo, empata con Ajax, Anderlecht, Valencia y Juventus

Mismo sistema, algunos cambios en el once

El Bayern saltó al Puskás Arena con varios cambios en el once inicial con respecto al que alzó la ‘Orejona‘ en el Estadio da Luz ante el PSG. Alphonso Davies esperó su turno desde el banquillo; Kimmich, que manejó de forma excelente el tempo del encuentro, ocupó la posición de Thiago en la sala de máquinas y el flamante fichaje Leroy Sané suplió al héroe de Lisboa Coman, ausente por cuarentena.

Pero aún así, con ausencias incluidas, desde que Ocampos anotó el 1-0, los de Baviera encendieron el modo ciclón y con un Neuer a nivel de Guante de Oro, que debuto dos mano a mano a El-Nesyri, hicieron sucumbir a los hombres de Julen Lopetegui.

Objetivo Sextete

Manuel Neuer levantó la Supercopa al cielo de Budapest, que junto a la Liga de Campeones, Bundesliga y Copa alemana es el cuarto título de este año 2020. En la mente de los de Flick está la gesta hercúlea que consiguió el FC Barcelona de Pep Guardiola y Leo Messi en 2009, cuando pasaron a la historia siendo el único club en conseguir un sextete en un año natural.

Al Bayern sólo le faltarían dos trofeos, la Supercopa de Alemania, que disputarán el próximo 30 de septiembre ante el Borussia Dortmund, y el Mundial de Clubs, que tendrá lugar en Qatar a partir del 10 de diciembre. Los de Múnich ya igualaron a los azulgranas como único club en conseguir dos tripletes.

Sin duda, tal y como han empezado esta campaña, con el devastador 8-0 de la primera jornada de liga ante el Schalke 04 y con la capacidad de reacción y aguante demostrada ante el Sevilla en esta Supercopa de Europa, el Bayern sigue siendo el máximo rival a batir tanto en Alemania como en Europa. El gigante de Baviera lo quiere todo.