De Jong y Cruyff

Frenkie De Jong, desde el primer minuto, tuvo muy claro que su club era el Barça e hizo muchos esfuerzos para venir”, señala Bartomeu en la presentación.

La contundente respuesta del Atlético a las pretensiones del Barça con respecto a Antoine Griezmann ensombreció durante un segundo la puesta de largo de Frenkie de Jong.Justo antes de la comparecencia del presidente, Josep Maria Bartomeu, y el propio jugador ante los medios, hubo una rápida reunión del máximo dirigente con el CEO, Oscar Grauy uno de los responsables de la comunicación del club. La consigna fue clara: sólo se iban a permitir preguntas sobre el holandés. Esa fue la forma de capear un temporal aparentemente inesperado.

Mucho antes de eso, el jugador, el número 23 de nacionalidad holandesa que jugará en el Barça, pisó por primera vez el césped del Camp Nou, ante 19.850 espectadores. Algunos de ellos pidieron a gritos la dimisión de Bartomeu. Pero nada podría empañar la felicidad de un De Jong que posó con su nueva camiseta al lado de su pareja, de sus abuelos y, finalmente, de sus padres y su hermano. “Frenkie, desde el primer minuto, tuvo muy claro que su club era el Barça e hizo muchos esfuerzos para venir”, apuntó Bartomeu, camuflando quizás un dardo hacia su buen amigo De Ligt.

De Jong no deja que le quiten el balón… ¡ni los niños en una pachanga!

El presidente azulgrana también pareció responder de manera subterránea al Atlético, a raíz de la campaña mediática llevada a cabo por el Ajax para desearle a De Jong lo mejor en su nuevo club, con un anuncio en las páginas de los diarios deportivos barceloneses e incluso en la carrocería de un autobús. “La campaña del Ajax indica que las relaciones del fútbol son como tienen que ser”, deslizó Bartomeu.

“Con Frenkie empieza una nueva era. Es un jugador al que le tenemos toda la confianza. Empieza una temporada en la que disfrutaremos de su juego, tanto a nivel individual como a nivel de equipo”, abundó el dirigente barcelonista, enarbolando además la bandera de Johan Cruyff. “Conocí a su padre en Amsterdam hace muchos meses. Es cruyffista, lleva el espíritu de Johan dentro, como el Barça. Somos herederos de ese Ajax y estamos orgullosos de ello”, apostilló.

Siempre fue mi sueño jugar en el Barça. Cuando vinieron en serio a por mí, la elección fue fácil”, señaló por su parte un De Jong que no sabe aún que dorsal lucirá en la elástica azulgrana. “El 21 es un número especial para mí, siempre jugué con él en el Ajax y me siento cómodo con él, pero está por que ver que número voy a llevar”, indicó. Adaptarse a su nuevo club, desde su punto de vistar, será muy fácil: “Pienso que Holanda y el Barça siempre tuvieron una gran conexión, por la filosofía que comparten. Los dos quieren jugar de la misma manera y eso es muy grande para mí, por supuesto”.

Desde luego, la eliminación del Real Madrid a manos del Ajax fue la mejor carta de presentación para aquellos seguidores azulgrana que no tuvieran muy claro en ese momento quién era De Jong. “Por supuesto, me acuerdo de la victoria ante el Madrid. Nos clasificamos, fue una gran sorpresa y mucha gente del Barça me felicitó. El presidente me llamó después del partido y eso fue muy agradable”, desveló el centrocampista holandés.

Tal y como confesó, el viaje relámpágo que tuvo a Bartomeu como uno de los protagonistas hace unos meses fue determinante. “Había muchos clubs diciéndome cosas, pero hubo un momento en que el presidente y otra gente vino a Holanda y me transmitieron mucha confianza para que viniera a Barcelona. Todo el crédito es para ellos”, señaló De Jong. Poder jugar al lado de Messi, además, un grandísimo estímulo.

“Estoy muy contento de poder jugar con él. Tengo muchas ganas de jugar con él y el resto de jugadores, aunque Messi es el mejor, por supuesto. Seguro que no será difícil entendernos en el campo”, aseguró. Ser titular no será fácil. Pero la competencia no le asusta. “Aquí están los mejores jugadores del mundo. Tengo que demostrar en los entrenamientos y en el campo que merezco estar en el once inicial. Luego, los que tienen que decidir son los entrenadores”, sentenció.

Y, si puede ser con De Ligt, mucho mejor. “Estaría muy contento de verlo aquí, pero no me corresponde a mí hablar de él. él tiene que tomar su decisión, lo mejor para él y para su familia”, apostilló un De Jong de quien el Barça espera mucho. “Frenkie tiene una calidad técnica y física impresionante. Puede jugar de pivote o de interor, con capacidad para adaptarse a cualquier posición, unos pases largos y cortos muy precisos y puede darle mucha calma al balón. Será un jugador clave para el Barça”, apuntó el secretario técnico, Eric Abidal, quien tuvo también palabras de agradecimiento para el ex vicepresidente Jordi Mestre.

“Quiero tener unas palabras para Jordi Mestre y darle las gracias, por toda la confianza que siempre nos dio a la secretaría técnica. Siempre fue un gran profesional, muy transparente. Hay que tener un recuerdo para él porque estuvo en el club muchos años y creo que se merecía estar en esta presentación”, zanjó el francés.

Fuente: Elmundo.es

Anuncios