El Barça está sumergido en un problema económico. Las cuentas no salen en el conjunto culé, que tiene que lograr un recorte salarial de 190 millones de euros antes de la próxima semana, según informó RAC1. La negociación entre los abogados del club y de los jugadores realizada en el día de ayer, es el primer paso para lograrlo.

Unas negociaciones que en un principio los profesionales de la primera plantilla y el filial se negaron, lo que dificulta la operación. El club debe de pactar el recorte del 30% de la masa salarial antes del próximo día 5 de noviembre, de no producirse dicho acuerdo el club podría entrar en concurso de acreedores en enero.

Carles Tusquets, presidente de la Junta gestora que dirige el club, el jueves en su comparecencia ya avisaba de la complicada situación del club culé y su economía: “Nuestra principal preocupación es económica. La pandemia está afectando especialmente al Barcelona. El club depende del turismo y ahora no hay. Tenemos que recoger las ideas de la anterior junta para remediar los males que nos afectan”.

Una de las situaciones que más preocupan en el FC Barcelona es la de Messi. El argentino no ha renovado, y de no hacerlo, el club tendría que desembolsar un bonus por final de contrato.

Situación electoral

A la espera de que la Junta Gestora convoque elecciones próximamente, ya son seis las personas que han anunciado su intención de presentarse: Pere Riera, Víctor Font, Freixa, Benedito, Farré y Fernández. Y hay otros tres que tienen intención de hacerlo en breve: Laporta, Vilajoana y Rousaud. Unas elecciones que no serán inminente y todo hace indicar que su celebración se irá a 2021.