EBarça vuelve a LaLiga en Mallorca. Los azulgranas afrontan las once jornadas de competición que restan como si se tratara de once finales. Los dos puntos de ventaja que le distancian del Real Madrid, que juega mañana, apenas dan margen para el error y los culés no quieren más tropiezos. Su ambición es firmar esta temporada un doblete: Liga y Champions. Pero el objetivo inmediato es la competición nacional. Quique Setién, además, cuenta, por primera vez desde que se hizo con el banquillo en enero con su tridente de gala: la MSG.

Mallorca – Barcelona: horario y dónde ver en TV hoy el partido de Liga

El preparador cántabro recupera al internacional uruguayo, una vez superada la operación de rodilla a la que se sometió en enero. Messi, por su parte, también ha dejado atrás sus molestias en los cuádriceps, por lo que Setién podrá alinear, por primera vez, al gran tridente azulgrana. Griezmann, además, ha reconocido que el parón forzoso por el coronavirus le ha venido bien física y mentalmente.

Precisamente, en la ida, disputada en diciembre en el Camp Nou, los tres atacantes celebraron goles. Ahora seis meses después, el tridente vuelve a cabalgar junto para defender el liderato de LaLiga. Setién, además, tiene a casi toda la plantilla a su disposición, ya que para el encuentro de esta noche solo tiene las bajas obligadas de Lenglet por sanción y de Dembélé por lesión.

Con ilusión y sin miedo

El Mallorca, por su parte, afronta el choque con la necesidad de puntuar para seguir el tren del Celta, quien marca las posiciones de la salvación. Los de Vicente Moreno sufrieron el parón después de conseguir la primera victoria de la temporada a domicilio y en lo que se preveía que fuera un punto de inflexión anímico para el tramo final de temporada. Ahora, la plantilla apela a la “ilusión” y a encarar el partido frente al Barcelona “sin miedo”.

El conjunto bermellón lleva preparándose físicamente desde los inicios del confinamiento con entrenamientos telemáticos para llegar en la mejor forma posible a la reanudación de LaLiga. Tanto es así que el mismo Moreno afirmó en rueda de prensa que algunos jugadores volvieron tras el confinamiento a los entrenamientos mejor incluso de lo que se fueron en marzo. De esta manera, el preparador espera hacer frente a un Barça al que confía anular, a pesar de tener a Leo Messi en su plantilla: “El mejor jugador del mundo”.

El bagaje entre ambos conjuntos se decanta claramente hacia el lado azulgrana, quien ha ganado ocho de los últimos diez enfrentamientos, los seis más recientes de manera consecutiva. Desde el 2009, el Mallorca no consigue puntuar ante el Barcelona en su casa. Entonces se llevó los tres puntos, aunque no jugó Messi. En Palma, el cuadro balear ha sido incapaz de puntuar siempre que el internacional argentino ha estado sobre el terreno de juego.