Publicidad

Gündogan maquilla otro mal partido

El Barça salva otro mal partido gracias a un gol de penalti en el añadido marcado por Gündogan. Volvió a regalar una primera parte y tuvo que remontar ante un Las Palmas que mereció el empate

Un gol de penalti de Gündogan en el minuto 93 propició la cuarta remontada del Barcelona en una Liga a la que quiere aferrarse, pero que tiene pinta de que no le da si no mejora mucho en su juego. El cuadro de Xavi gana, pero no convence. Es la decimotercera victoria por la mínima de las 16 que lleva esta temporada. Llega al final de la primera vuelta a siete puntos de Real Madrid y Girona, pero su fútbol está lejos del del dúo cabecero. Llegó al descanso en desventaja y sin haber rematado a puerta. Mejoró tras el gol de Ferran, pero sólo un claro penalti de Sinkgraven en el añadido le dio la oportunidad de sumar los tres puntos. La semana que viene, en la Supercopa, tiene una buena oportunidad para demostrar a qué aspira esta temporada.

El Barça salía al Gran Canaria a diez puntos de Real Madrid y Girona y fuera de la zona Champions. Motivación suficiente para saber que ganar era la única opción disponible. Una distancia que no es que sea imposible de recuperar, pero que sí deja claro que los de Xavi tienen que mejorar mucho en la segunda vuelta para coger al dúo cabecero. Viendo el primer once de Xavi en 2024, se puede entender que la suplencia de Joao Félix es un castigo al portugués por su bajada de intensidad en los últimos choques. La gran novedad de este Barça, Vitor Roque, empezó el partido también desde el banquillo.

Las cosas no pudieron empezar peor para los intereses azulgranas. A los cinco minutos se lesionó Cancelo tras un lance con Perrone. El portugués se quejaba de la rodilla derecha y todo apunta a que se va a perder la Supercopa de la próxima semana. Y a los once minutos ya iba por debajo en el marcador. Robo de balón de Javi Muñoz que abre en venda para Sandro y el centro de este lo remata Munir adelantándose a Iñaki Peña. Dos ex del Barça se la liaron a Xavi a las primeras de cambio.

El Barça acusó el golpe. El equipo de García Pimienta está muy trabajado, su adelantada defensa impedía cualquier acercamiento catalán por las bandas y salía a la contra con mucho peligro. Sandro tuvo dos buenas oportunidades para aumentar la ventaja canaria. Los de Xavi no dieron muestras de algún peligro hasta pasada la media hora tras un pase en largo a Sergi Roberto que no pudo controlar bien y perdió una buena ocasión para empatar. Al descanso se llegó con el mismo guion de los últimos partidos azulgranas: un Barça ausente que apenas se acercó al área de Álvaro Valles y que le tocaba de nuevo intentar remontar un partido.

Mismos protagonistas en la reanudación y mismo guión de partido en los primeros minutos. Ataques baldíos de los visitantes y un equipo local defendiendo la ventaja con más tranquilidad de la esperada. Hasta que Ferran Torres apareció en el partido y logró el empate con el primer remate a puerta del cuadro catalán. Balón suelto en el área que no logra despejar la defensa amarilla y el ex del City sorprendió a Álvaro Valles con un disparo ajustado al poste. El Barça necesitaba un gol como el comer y con él llegó una metamorfosis en el juego azulgrana. Se armó de confianza y empezaron a llegar las ocasiones ante un cuadro amarillo obligado a recular.

Debuta Vitor Roque

Con el control del partido asumido, Xavi renovó su ataque y sacó a Joao Félix y Lamine Yamal por Raphinha y… Lewandowski. Toque de atención para el polaco. Todo lo bueno de los de García Pimienta en la primera parte se difuminó en la segunda. El empate no le valía a los de Xavi y Vitor Roque calentaba en la banda. El brasileño debutó en el minuto 78 justo después de que Mika Mármol tuviera el 2-1 al cabecear un córner cerca del poste de Iñaki Peña. Cuando el empate parecía definitivo el Barça se llevó el partido tras un claro penalti de Sinkgraven sobre Gündogan que él mismo transformó. Golpe duro para un Las Palmas que volvió a perder en el añadido por segunda jornada consecutiva. El Barça gana, pero no convence.

Fuente Marca.com

Ads