Publicidad

Las finales de la Copa del Rey que medirán a Athletic Club y Real Sociedad el 3 de abril y a Athletic Club y Barcelona el 17 de abril en el estadio La Cartuja de Sevilla no contarán con público. Aunque la intención de la Federación era contar con un aforo mínimo que rondaría el 20-25% del total, el Gobierno ha sido tajante a la hora de evitar aglomeraciones entendiendo que España vive todavía inmerso en una situación de pandemia incontrolada y que por precaución deberá seguir jugándose sin público en las gradas.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, informó en el Consejo Interterritorial que no se permitirá el acceso del público a La Cartuja. “No es posible, adecuado, oportuno ni conveniente”, dijo en la rueda de prensa al término del Consejo Interterritorial de Salud, en el que, ha manifestado, todos los consejeros autónómicos han expresado su preocupación por la celebración de este acto con un aforo de más de 10.000 personas. “Todos tenemos ganas de volver a estar presencialmente en estos eventos, pero entenderán que no es el momento”, ha asegurado Darias, tras insistir en que la evolución de la pandemia está en un momento valle, pero existe la posibilidad de un repunte.

La Federación citó, con antelación a este anuncio, a representantes de los dos clubes implicados en la primera final a resolverse para una reunión este jueves 18 de marzo a fin de “informar de aspectos relativos a la final que se celebra en el estadio de La Cartuja de Sevilla, el próximo día 3 de abril. A este encuentro, que estará presidido por Luis Rubiales, presidente de la RFEF, también asistirá una delegación de la Junta de Andalucía encabezada por el secretario general para el Deporte, José María Arrabal; así como una representación del CSD”.

De momento, ninguno de los dos clubes implicados en estas finales coperas se ha pronunciado al respecto.