Antonio Hidalgo

Qué partidazo vivimos entre Sabadell y Barça B. El premio se lo llevó el cuadro arlequinado, que superó y remontó al filial culé en una gran segunda mitad. Los de Antonio Hidalgo regresan a Segunda división tras cinco años en el pozo de Segunda B gracias a los tantos de Aleix Coch y Néstor Querol.

Ninguno de los dos se guardó nada en el banquillo en la cita histórica que nos esperaba en el Lorenzo Cuevas de Marbella. Empezó el partido con las tiranteces típicas de una final por el ascenso. Y eso que comenzó mejor el Sabadell de Hidalgo. Tuvo más ocasiones y vimos más a Iñaki Peña que a Ian Mackay, pero el fútbol es acierto y sobre todo es gol. El que tuvo esto en la primera mitad fue el Barça B de García Pimienta. En su primer tiro a puerta, Monchu acertó y tras una falta lejana adelantó al filial, en el que fue su undécimo gol de la temporada.

Una gran segunda parte le dio el triunfo y el ascenso

Édgar Hernández fijó a Cuenca y Néstor ‘bailaba’ detrás del ariete arlequinada. Fueron los que más lo intentaron sobre la meta del Barça B. Intentó despertar el Sabadell, pero le costó llegar con más claridad al área blaugrana. Tras el descanso fue Aleix Coch quién puso el empate con un gran remate de cabeza. Empato a tiempo el conjunto arlequinado y eso le puso picante a la final.

Tras el empate el Sabadell se fue estirando poco a poco. Era mejor sobre el césped y a mitad del segundo acto llegó el momento clave. Araújo se lesionó y jugó durante cinco minutos hasta que Pimienta lo cambió en la pausa de hidratación. Antes de eso, un pase de Édgar espectacular dejó solo a Querol que puso el 1-2. Remontó el Sabadell cuando quedaban 15 minutos. Finalmente fue el cuadro arlequinado quién se llevó el triunfo y el ascenso a la categoría de Plata