Las consecuencias legales del fichaje de Neymar por el Barça no cesan. El Santos ha enviado un burofax al Barcelona en el que le reclama 4,5 millones de euros al no celebrarse un partido amistoso acordado, según informa el diario ‘El Mundo‘.

El club brasileño considera que el Barça le debe esta cantidad ya que en el fichaje se incluían dos partidos amistosos con la presencia de Neymar entre los dos equipos, pero sólo se llegó a disputar uno, el Trofeo Joan Gamper de 2013, sólo unos meses después de la llegada del delantero. El segundo debía disputarse en Brasil pero nunca se llevó a cabo.

En el burofax enviado a finales de enero los abogados del Santos dieron cinco días de plazo al Barça para pagar la cantidad reclamada antes de “emprender cuantas acciones judiciales correspondan” y detallan que el Santos ya remitió debidamente la factura con el importe adeudado.

No es el único enfrentamiento legal que tienen al Barça y a Neymar como protagonistas a raíz del fichaje del delantero por el club azulgrana. El pasado junio, la Audiencia Nacional acordó enviar a los juzgados de Barcelona la causa abierta por delitos de corrupción entre particulares y de estafa a raíz de una denuncia de la empresa DIS, propietaria de una parte de los derechos del jugador.

Fuente Marca.com