Messi

Josep Maria Bartomeu está dispuesto a dimitir si Messi cambia de opinión y decide quedarse en el Barça, según ha avanzado TV3 y ha podido confirmar MARCA. El presidente no quiere ser un obstáculo para que el 10 continúe de azulgrana y cumpla su contrato, que expira en 2021, por lo que daría un paso al lado si el futbolista se compromete públicamente a no irse.

Un nuevo giro en lo que se puede empezar a considerar un culebrón, la salida de Messi del Barça. Con este movimiento el presidente le pasa toda la presión al jugador. Si él es el problema, se va, pero que Leo lo diga públicamente, viene a ser el resumen de la jugada. Está por ver cuál es la reacción del capitán, al que en un principio nada le iba a hacer moverse de su posición, la de abandonar el Barça a través de su cláusula liberatora.

La presión social a la que está siendo sometido Bartomeu, a la que se une la presentación de una moción de censura y las distintas voces que le instan a irse si con eso se consigue que Messi se quede han empujado al presidente a hacer esta oferta al rosarino, que siempre ha tratado de huir de las acusaciones de que manda en el Barça. Aceptar el órdago de Barto es poco menos que asumir un poder que excede a un capitán, por lo que resulta complicado que Leo siga ese camino.