Publicidad

16223232924809El francés, que volvió a dejar a Europa con la boca abierta, se llevó el MVP y todo lo que le salió al paso.

Havertz, en una jugada brillante al borde del descanso, le dio la ‘Orejona’ a unos ‘blues‘ que dejaron a cero a los de Guardiola de nuevo

N’Golo Kanté acabó sacado a hombros por sus compañeros. No fue para menos. El Chelsea se proclamó campeón de Europa por segunda vez en su historia, con Thomas Tuchel en el banquillo y el futbolista francés en todo el campo en el amplio sentido de la palabra.

N’Golo volvió a estar omnipresente y sólo le faltó escribir el nombre de su equipo en la copa de las orejas, que a lo mejor también lo hizo. El ‘7 blue’ maravilló al mundo del fútbol otra vez y Europa volvió a hacerse la misma pregunta: ¿con cuántos ‘Kantés’ juega el Chelsea?

N’Golo Kanté acabó sacado a hombros por sus compañeros. No fue para menos. El Chelsea se proclamó campeón de Europa por segunda vez en su historia, con Thomas Tuchel en el banquillo y el futbolista francés en todo el campo en el amplio sentido de la palabra.

N’Golo volvió a estar omnipresente y sólo le faltó escribir el nombre de su equipo en la copa de las orejas, que a lo mejor también lo hizo. El ‘7 blue’ maravilló al mundo del fútbol otra vez y Europa volvió a hacerse la misma pregunta: ¿con cuántos ‘Kantés’ juega el Chelsea?

Un día más pareció que jugaron cinco como él con la camiseta azul cuando realmente sólo había uno. Pero es que lo hizo todo y todo bien. Sobresaliente sin balón y también con él, enorme cuando roba, corre y rompe líneas, haciendo lo que sea. Un futbolista total, representante del fútbol que gobierna hoy en Europa.

Como era previsible, Kanté se llevó el MVP. Recorrió 12 kilómetros por el césped de O Dragao, el que más. Dio 34 pases, 29 de ellos buenos, lo que supone un 85% de acierto, teniendo en cuenta que también arriesga con ellos cuando traspasa su campo. Tocó 53 veces el balón y robó hasta 10 pelotas sin hacer ninguna falta a sus rivales, que verán su figura en sueños y durante mucho tiempo. Ganador de casi todos los duelos, lo de N’Golo fue un ‘Kanteo’.

AD