El Espanyol ha dado a conocer el staff de la 2019-20 donde destaca, además del cambio de cuerpo técnico, el adiós de José María Calzón como delegado del primer equipo. Tras 40 años en el cargo, el más veterano de toda Primera división, da un paso al lado, aunque aún se le podrá ver de forma puntual en algunos partidos.

Guillem Calzón, que ya desarrollado esta tarea, asume la responsabilidad. Sin duda, el cambio de delegado es uno de las variantes más destacadas en el organigrama, como también lo es el nuevo cuerpo médico. Misael Rivas, que fue galeno del filial el curso pasado y puntualmente del primer equipo, pasa a encargarse totalmente del bloque de David Gallego. Narciso Amigó será el otro facultativo.También varia el nutricionista. Bernat Pausell cogerá el testigo de Albert Martínez. La plantilla seguirá contando con cinco fisioterapeutas, pero aparece la figura del osteópata. David Charcos, exblanquiazul, desarrollará tareas de analista.

Fuente: Marca.com

Anuncios