Al Barcelona se le acumulan los problemas. Al esperpento que se está viviendo en los últimos días con el posible relevo de Ernesto Valverde en el banquillo, ahora se suma la lesión de Luis Suárez.

El uruguayo fue intervenido este domingo de una lesión de menisco y el tiempo estimado de baja será de cuatro meses. Es decir, que no estará disponible hasta la recta final del curso.

El charrúa lleva arrastrando problemas de menisco desde la temporada pasada. De hecho, se perdió la final de Copa del Rey por un dolencia en ese mismo sitio.

En esta situación, el Barcelona se plantea la posibilidad de fichar un delantero que ocupe su posición hasta que acabe la temporada. Ahora mismo, la nómina de atacantes del Barça la forman Messi, Griezmann, Ansu Fati y Carles Pérez. Dembélé y Luis Suárez están lesionados.