Publicidad

Luuk de Jong ‘reina’ por un día

Un gol del holandés en el que falla el portero balear dio una importante victoria a un Barça plagado de bajas. Ter Stegen evitó el empate con un paradón en el añadido

Ter Stegen evitó el empate con un paradón en el añadido

Los brotes verdes del buen partido del Barcelona en Sevilla han tenido continuidad en Mallorca donde los de Xavi han sumado tres importantes puntos que le acercan mucho a los puestos de Champions. Victoria muy importante sobre todo por las numerosas bajas que tenían. Por unas razones u otras Xavi no pudo contar ante el Mallorca con Dest, Coutinho, Balde, Abde, Dembélé, Jordi Alba, Braithwaite, Sergi Roberto, Ansu Fati, Pedri, Memphis, Busquets, Gavi, Dani Alves y Ferran Torres. Como excusa, la verdad es que estaba bien, pero el Barça no necesitó excusas y empieza el año con un buen sabor de boca.

Aprovecha los pinchazos de algunos rivales y se coloca muy cerca de los puestos naturales que debe ocupar en la tabla. La victoria se cimentó en un jugador con el que no cuentan y al que buscan una salida como sea. Hasta del Cádiz se ha llegado a hablar… El caso es que Luuk de Jong dio un golpe sobre la mesa para pedir respeto a su trabajo con un partido más que aceptable con un gol y dos postes. Veremos qué le depara este mes un mercado de fichajes donde se esperan algunos movimientos en la plantilla azulgrana.

Xavi presentó un once de circunstancias en el Visit Mallorca en el que donde más se notaban las ausencias era en la delantera donde formaron Ilias, Luuk de Jong y Jutglá y donde Samuel Etoo, que fue homenajeado en los prolegómenos, tendría un hueco a sus 40 años. La manija quedaba en manos de Frenkie de Jong, Riqui Puig y Nico y lo más reconocible era una defensa formada por Araujo, Piqué, Eric García y Mingueza. Tras el pitido inicial todos se olvidaron de las bajas y en el campo eran once contra once.

Xavi Hernández:

“Tres puntos de oro. De la manera que estábamos y las circunstancias que teníamos… es una victoria de familia, de grupo… hemos sabido sufrir. Hemos hecho una primera parte muy buena. Con mucha personalidad. Estamos yendo para arriba.”

“Me emociona cómo ha trabajado el equipo. Estoy especialmente contento por Luuk y por Marc. Son dos grandes profesionales. Para el próximo partido recuperaremos a jugadores, lesionados y con coronavirus, como Dani Alves y Alba”

El partido comenzó según lo esperado, el balón era del Barça ante un Mallorca temeroso de lanzarse al ataque a lo loco. Las primeras llegadas fueron azulgranas, pero sin peligro antes de que en un par de minutos Luuk de Jong se topara por dos veces con los postes. Primero con un leve toque tras un gran pase de Jutglá y después tras un espectacular remata de media chilena a centro a pierna cambiada de Mingueza. El holandés, muy criticado desde su llegada, buscaba un gol como el comer para acallar críticas y lo consiguió al borde del descanso tras cabecear un nuevo centro de Mingueza -extraña conexión- con la colaboración de un Reina que se cayó antes del remate. El meta balear sumó una muesca más a su irregular temporada. No hubo ni tiempo de sacar de centro cuando Mateu Lahoz señaló el final del primer tiempo.

En la segunda parte se esperaba algo más del Mallorca en el plano ofensivo. Los de Luis García Plaza no estaban creando peligro ni a balón parado, algo esencial en partidos como este en los que apenas tienes posesión. Pero el partido se mantuvo en la línea del primer acto y los de Xavi tuvieron menos problemas de los esperados. Sólo faltaba un segundo gol que no diera opciones a los baleares en los últimos minutos si el partido seguía abierto. Nico lo intentó con un remate alto. Luis García refrescó el ataque dando entrada a Fer Niño por Ángel y buscó tener más balón sacando a Ruiz de Galarreta por Baba, que se irá a la Copa de África el próximo mes.

Las bajas de ambos equipos propiciaron dos debuts en Primera a falta de 20 minutos. Álvaro Sanz suplió a Nico en el Barça y Llabrés salió por Kang-In Lee en el Mallorca. Pasaban los minutos y los locales seguían sin ver de cerca a Ter Stegen. Todos sus intentos morían nada más pasar el centro del campo, pero el partido seguía abierto y el Barça de esta temporada es capaz de lo mejor y lo peor. Los azulgranas empezaron a jugar con el resultado a falta de un cuarto de hora y eso era una bomba de relojería para la irregular defensa azulgrana. No sería la primera vez que le marcan en la primera llegada rival. A falta de 10 minutos Xavi hizo debutar a Estanis, otro juvenil.

El paradón de Ter Stegen en el 92′ para salvar al Barça: la reacción de Piqué fue la de todos los barcelonistas

En los últimos minutos, el Mallorca tuvo el empate en un remate de Jaume Costa a centro de Galarreta que salvó Ter Stegen con una de sus paradas de temporadas pasadas. Otro jugador cuestionado como el meta alemán salvó la victoria en el tiempo de añadido. El Barça sufrió en los últimos minutos pero para alivio de Xavi la victoria se fue a Barcelona. Tres puntos necesarios para ser quintos que deben consolidarse sin pasar problemas en la Copa ante el Linares y esperar que en las próximas jornadas se vayan incorporando jugadores que hagan más reconocible la alineación del equipo. Empieza bien el 2022 para el Barça, veremos cómo acaba.

Fuente Marca.com

Ads