Publicidad

Marc Roca ha viajado este sábado a Alemania, con permiso del club, para pasar revisión médica con el Bayern de Múnich. Si todo va sobre lo previsto, el lunes se oficializará al traspaso del jugador que podría rondar entre los 10 y 15 millones de euros. El mediocentro estaba en la agenda del conjunto de la Bundesliga desde el verano pasado. Con el adiós del canterano, el club blanquiazul aligera masa salarial y podrá inscribir a Keidi Bare.

En el RCDE Stadium trabajan hace semanas para lograr el traspaso de Marc Roca. El canterano era el jugador con más cartel del mercado y que podría dar mayor beneficio. Además, en las primeras jornadas no ha estado al nivel esperado, incluso fue expulsado. Así que Vicente Moreno tiene efectivos para suplir su marcha.

Además, el club blanquiazul necesitaba vender para aligerar masa salarial y poder inscribir a Keidi Bare, fichado la semana pasada. Hasta hoy, la institución periquita no tenía margen de maniobra por el tema económico en el capítulo de altas.

Marc Roca llegó al fútbol base periquito en 2008. Dio el salto al primer equipo en la 2016-17 de la mano de Quique Sánchez Flores. Con Rubi explotó y se convirtió en un medio codiciado, además de un jugador clave para entrar en Europa. El año pasado, su rendimiento estuvo acorde con el resto del equipo.