Publicidad

Se acabó la temporada para Leo Messi. Ronald Koeman le ha dado permiso para que comience sus vacaciones y le ha liberado del partido de este sábado frente al Eibar. El argentino lleva una temporada con muchos partidos y de esta manera tendrá algunos días más de descanso antes de disputar la Copa América que se celebra en Argentina entre los próximos meses de junio y julio.

Messi se marcha con su futuro abierto. Su padre ha mantenido contactos informales con Laporta en los que el presidente le ha informado de los planes que tiene. Sin embargo, encima de la mesa no existe una oferta formal. No la habrá hasta que no concluya la auditoría que ha encargado para saber con exactitud cuál es la situación real del club. Una auditoría que permitirá definir cuánto dinero podrán ofrecer al futbolista y cuánto se podrán gastar en los refuerzos que tiene previsto el presidente. Su resultado se conocerá a finales de este mes.

Koeman volvió a insistir en la importancia tiene para el club la renovación de Messi: “Ojalá siga muchos años aquí. Ha vuelto a demostrar que es único con 30 goles y el juego que le ha dado al equipo. Para mí, como persona y profesional es un 10. Si no sigue aquí, hay que formar a otros jugadores y buscar efectividad del equipo porque nos faltarán 30 goles. Con Messi, el Barça tiene mucho más futuro que sin él”.

AD