Míchel tras la goleada en el Bernabéu: Nos han recordado que no es nuestra pelea

89
Publicidad

El entrenador del Girona analiza la dura derrota de su equipo

Desde un palco del Bernabéu ha visto Míchel la contundente derrota de su Girona. Sancionado tras su expulsión de la semana pasada, el técnico madrileño acaba de dar su versión de lo vivido y de cómo queda LaLiga.

Qué paso: «No hemos estado al nivel. Intentamos jugar de tú a tú, pero con el Madrid a su máximo nivel no no llegamos. Nada que reprochar al equipo. No estamos a ese nivel. Nos sirve para mejorar. La temporada es increíble. Esta no es nuestra Liga. Nos falta un paso o dos. Nunca sentí que pudimos ganar. Pero seguimos en un sueño».

Reacción: «Hay que tener humildad para saber dónde estamos. El objetivo era competir al Madrid, pero no nos ha dado. La posición en la que estamos es privilegiada. Crecemos más allá de este resultado. No hay nada que objetar. Solo cuatro o cinco equipos en el mundo pueden competir con un Madrid a ese nivel. Expuse mucho a los jugadores, porque la situación nos lo permitía».

Europa: «No hay mejor manera de seguir que trabajar en nuestra Liga. No somos el cuarto candidato. Nuestra Liga es Athletic, Real, Betis, Valencia… A trabajar para estar por Europa».

Madrid: «Su nivel es altísimo. Su distancia es muy grande. Es muy potente. Es difícil que se le escapen puntos y no sean campeones».

Couto: «Ni hace una semana era jugador para el Real Madrid ni ahora es el peor del Girona ni le vamos a echar. Tiene un gran nivel y le están pasando muchas cosas. Debe tener hoy rabia, pero son 21 años. Aquí no se puede pensar que venimos a pasarles por encima. Le va a venir bien».

Murales: «Pues dejaremos de poner carteles. No creo que esa por eso su nivel de hoy y sí por el momento de forma que tienen a las puertas de la Champions».

Aprendizaje personal: «No he hablado con Ancelotti, y quería darle las gracias por lo que dijo ayer de mi expulsión. Yo también estoy en fase de crecimiento. Desde arriba se ve de otra forma. Quizá hoy hice sufrir a mis jugadores más de la cuenta. Me sirve a nivel personal. Podría haber planteado un partido para salir airoso con un 1-0, bloque bajo, pero no era el momento. Y me han pintado la cara. Es así. Veníamos al todo o nada. Nos han recordado que no es nuestra pelea».

Fuente Marca.com

Ads