Remontada épica del Espanyol en Ipurua en el descuento

222

Era el partido de la jornada. Un duelo clave en la pelea por el ascenso. Y no defraudó. El Eibar estuvo a la altura de la exigencia de un partido en el que fue claramente superior al Espanyol, que volvió a mostrar su versión más plana como visitante… pero se llevó tres puntos de oro con una remontada que se recordará durante mucho tiempo. Perdía 2-0 a falta de 13 minutos para el final y fue capaz de darle la vuelta con dos goles en el tiempo de descuento.

Bautista y Peru Nolaskoain firmaron los goles del Eibar, que soñaba con un final tranquilo hasta que Tejero derribo a Salvi dentro del área y Braithwaite devolvió la esperanza a los pericos.

Sin embargo, el Eibar supo sufrir hasta que Salvi Sánchez puso las tablas. El empate parecía el resultado final y en la última jugada otro error grave de Tejero fue aprovechado por Lazo para darle un triunfo que puede valer un ascenso dentro de tres meses.

Exhibición local en los primeros 45′

El primer tiempo fue una exhibición azulgrana. No hubo noticias del Espanyol, al que no le duraba la pelota gracias al extraordinario trabajo sin balon de los locales, que también movieron con mucha precisión el balón.

Cada vez que circulaban con velocidad el esférico aparecían los espacios. Le faltó algo más de precisión en el último tercio durante la primera media hora para abrir la lata, pero era cuestión de tiempo vista su superioridad. Stoichkov avisó con un remate cruzado y Bautista no perdonó con un certero cabezazo dentro del área tras un gran servicio de Ríos Reina.

Mejoró ligeramente el Espanyol en el segundo tiempo. Al menos no perdía con tanta facilidad la posesión. Jofre pudo empatar en un mano a mano en el que Zidane le ganó la partida con los pies. Y el Eibar volvió a estirarse para buscar el segundo. Stoichkov volvió a rondar el gol con un disparo que golpeó el poste. Acto seguido, Nolaskoain completó su espectacular partido con un remate desde fuera que también impactó en el poste, con la fortuna de que esta vez la pelota fue dentro.

El Espanyol lo tenía todo perdido hasta que Tejero cometió un ingenuo penalti dentro del área sobre Salvi que Braithwaite transformó a la perfección. Había tiempo para la igualada y esta llegó cuando el partido tocaba a su fin con un remate de Salvi. El árbitro descontó dos minutos más, el Eibar se fue a por el gol del triunfo… pero el Espanyol se encontró con el tercer gol. Los pericos vuelven a puestos de ascenso directo a costa del Eibar.

Fuente Marca.com