Home @nievesclaqueta SITGES 2022: LAS 11+2 PELÍCULAS IMPRESCINDIBLES, por Ricardo Martin

SITGES 2022: LAS 11+2 PELÍCULAS IMPRESCINDIBLES, por Ricardo Martin

SITGES 2022: LAS 11+2 PELÍCULAS IMPRESCINDIBLES, por Ricardo Martin

Después de dos ediciones del Sitges, Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, en el marco de una pandemia mundial, situación digna de una película de su sección oficial a concurso, ya podemos decir, aliviados, que todo indica que se ha vuelto a una normalidad del 100%: fuera mascarillas, se acabaron las restricciones de aforo, volveremos a ver las calles de Sitges inundadas de muertos vivientes gracias al retorno de la zombie walk y muchos estarán dando palmas con las orejas con la reanudación de las maratones de madrugada que casi habían quedado en el olvido. En resumen, volvemos al estilo de Festival del año 2019, con los cines llenos, con todos los fans, incluso los que decidieron dejarlo hasta que volviesen tiempos mejores, pero con la misma ilusión de siempre por el cine fantástico y de terror.

Personalmente, como cada año, no os voy a engañar, estoy ansioso de otro chute de Festival de Sitges, pero esta vez será con toda su pureza, con toda su magia, con toda la alegría, los gritos y las risas nerviosas de todos los que amamos un género que nos permite explorar oscuras fantasías y descubrir nuevos terrores salidos de las mentes más retorcidas. Aunque a veces la propia realidad resulte más atroz por las amenazantes circunstancias políticas y económicas que nos persiguen día a día, el Festival de Sitges nos ofrece una evasión maravillosa que compartir con nuestras personas frikis favoritas. Y eso es algo muy único que solo sucede una vez al año, por todo ello, como en cada edición, os propongo un menú de películas imprescindibles. Esta vez he hecho una selección de 11 películas de la sección oficial a concurso. Vamos allá:

HATCHING: Película finlandesa que muestra a una adolescente centenial que, como no, vive a través de la imagen de familia feliz que proyecta en las redes sociales. Un mal real que ha anidado en nuestra sociedad desde el dominio de internet y las pantallas que nos absorbe la vida sin que seamos conscientes. El toque de género viene dado porque esta jovenzuela encuentra un extraño y enorme huevo que por alguna extraña razón le remueve un insólito instinto maternal y decide incubarlo con el calor de su cuerpo. Por supuesto, el huevo eclosionará y lo que pasará a continuación, no nos sorprenderá…o sí. Veremos.

FLUX GOURMET: Solo por ver la nueva demencia del director de Berberian Sound Studio o In fabric, Peter Strickland, ya es un plato digno de catar. Este director es casi un género en sí mismo, tiene una gran capacidad para transformar la normalidad en algo extraño y siniestro. Con esta película sobre artistas, comida, raras performances y mucha visceralidad, con una obsesivo cuidado por el diseño, en especial el del sonido, Strickland parece que, en esta ocasión, quiere acentuar la comedia sobre el drama. Este guiso cinematográfico parece más liviano pero seguro que tendremos que consumir sal de frutas para digerirlo.

FUMER FAIT TOUSSER: Quentin Dupieux, más prolífico que nunca, presenta dos películas de la sección oficial a concurso. He elegido una por dar más oportunidad a otros creadores, aunque por derecho propio se ha ganado ese halo de imprescindible de este acontecimiento anual.  El director parisino nos ha brindado momentos cinematográficos que ya forman parte del imaginario colectivo de los espectadores de Sitges, desde un neumático reventando cabezas, hasta una mosca gigante siendo domada por dos verdaderos estúpidos, pasando por una chaqueta que contagia ciertas conductas psicópatas. Todo vale en su universo. Esta vez Dupieux nos pondrá en la piel de unos Power Rangers de saldo que están crisis como equipo y tal eventualidad será aprovechada por las fuerzas del mal para intentar destruir el mundo. Estoy seguro de que cuando se apaguen las luces y comience la proyección en el Auditorio del Melià de Sitges, más de uno gritaremos con una sonrisa en la cara: ¡TOGOOO!

PEARL: Para mi sorpresa, Ti West concibió X, ese gran slasher que se estrenó a principios del presente año, como una trilogía. Me enteré después de conocer que Pearl se presentaba en el festival de Venecia como la precuela X y que explicaría el origen de la abuela killer cuyo deseo sexual derivaba en una carnicería y que, curiosamente, tanto ella como la final girl de la película eran interpretadas por la talentosa Mia Goth. De este modo no resultará tan extraño que esta actriz interprete de nuevo a Pearl, la anciana, pero cuando era joven. Con toda seguridad esta es una de las proyecciones más esperadas del festival, sobre todo después de escuchar del mítico Martin Scorsese que esta film le causó problemas para dormir. Por cierto, al principio hablaba de trilogía y no me equivocaba, ya está en producción MaXXXine que sigue la estela de la final girl de la entrega inicial. Quizás la veamos en la sección a concurso del próximo año.

YOU WON’T TO BE ALONE: Ópera prima del director macedonio Goran Stolevski que promete ser un filme muy atmosférico situado en una granja a finales del siglo XIX. Narra las peripecias de una bruja que por querer conocer la vida de los aldeanos decide habitar en sus cuerpos. La flamante ganadora como mejor actriz en la edición de Sitges 2021, Noomi Rapace, protagoniza la propuesta.

NOCEBO: Vivarium fue una película que quedó muy dentro de mi subconsciente. Una especie de pesadilla en un laberinto suburbano que aún, a día de hoy, me genera cierto desasosiego. Lorcan Finnegan dirigió ese delirio y ahora vuelve con un nuevo largometraje, pero con el protagonismo de la mítica Eva Green que encarnará a una diseñadora de moda que desarrolla una rara enfermedad que pone en jaque a los médicos y a su propio marido. En la desesperación se pondrá en manos de una cuidadora filipina que le aplicará una cura ancestral con inesperados resultados. Poco más se sabe más allá de esta sinopsis, pero tengo mucha fe en las habilidades de este director y en la actuación de Green. Desde Soñadores de Bertolucci siempre me ha generado fascinación con esa mirada de ojos verdes que te atraviesa el alma. Y lo mejor de todo es que vendrá en persona a presentarla. No podría ser más feliz.

RESURRECTION: La vida de Margaret parece perfecta, todo está en orden, pero se encuentra con alguien que abre la herida de un pasado oscuro. Rebeca Hall se enfrenta a Tim Roth en este thriller psicológico que promete una atmosfera opresiva, unas interpretaciones excelentes y algún que otro giro sorprendente. En Sundance 2022 causó sensación.

SPEAK NO EVIL: Uno de los terrores que peor llevo son los que se establecen en las relaciones entre grupos de personas de diferentes costumbres y creencias. Me viene a la mente Perros de paja de Peckinpack, por poner un ejemplo. Speak No Evil enfrenta a dos familias de diferentes países (Dinamarca y Holanda) cociendo una tensión creciente a fuego lento hasta que la situación se convierte en insostenible y entonces todo se desmorona y surge la violencia. Este tipo de terror, llamémoslo “social”, me produce una gran angustia y sufrimiento porque es un tipo de situaciones que bien podrían pasar en la vida real, aunque por supuesto, el cine lo lleva mucho más allá.

SOMETHING IN THE DIRT: La pareja de directores, Justin Benson & Aaron Moorhead, directores de El infinito y Synchronic vuelven a Sitges con otra historia que nos hará explotar la cabeza. De nuevo se vuelcan en la ciencia-ficción, género que dominan a la perfección y como es habitual, la cinta será protagonizada por una pareja de amigos que, además, como sucedía en El infinito, serán interpretados por los mismos directores. Estos personajes buscarán la fama indagando alrededor de un extraño suceso acontecido en un edificio de Los Ángeles. Quizás sus películas no sean perfectas, pero tienen un componente humano centrado en la amistad que se pone a prueba con situaciones fantásticas de una gran creatividad y que luego son carne de cinefórum a la salida de las proyecciones.

VESPER: Película de ciencia-ficción futurista que explica las andanzas de una niña de trece años que sobrevive en una Tierra colapsada por una crisis medioambiental con un padre enfermo y paralizado. Una película de una gran ambición en la dirección artística y en los efectos visuales que promete una aventura épica en la que estará en manos de la protagonista hacer del mundo un lugar mejor.

LA PIEDAD: Esta película nos narra la relación de dependencia enfermiza entre un hijo y su madre que se deteriora todavía más cuando al primero le detectan un cáncer y todo se comienza a desmoronar. La nueva obra de Eduardo Casanovas, después de Pieles, se reitera en la visceralidad y en una vívida imaginación visual para narrar un drama atroz desde la fantasía. Ángela Molina podría ser una fuerte candidata al premio a mejor actriz.

Y acabo con un +2, la película de inauguración y la película de clausura:

 VENUS: Empecemos con la inauguración, la nueva película del legendario Jaume Balagueró que vuelve al género de terror, pero esta vez introduciendo elementos lovecraftianos dentro del nuevo sello The Fear Collection, cuya primera propuesta, Veneciafrenia (Alex de la Iglesia), se proyectó en el certamen del 2021. Esther Expósito protagoniza una historia de violencia que se desarrolla en el extrarradio de una gran ciudad y que en un giro de guion adquiere dimensiones cósmicas.  Debo decir que soy fan de la última película de Balagueró, Way Down, que abordaba el subgénero de las heist movies con un ritmo trepidante y una buenas dosis de imaginación. Así que tengo fe en este nuevo hijo fílmico del director lleidatà.

BONES AND ALL: Y cierro el artículo con la nueva obra audiovisual de Luca Guadagnino (Call me by your name y el remake de Suspiria) que clausurará el festival de Sitges y que ha sido una incorporación de última hora. La película está protagonizada por Taylor Russell, el omnipresente Timothée Chalamet y el genial Mark Rylance. Es una historia de descubrimiento de la vida a través del amor adolescente que recuerda un poco a Call me by your name pero esta vez sumando el componente caníbal, nada menos. No olvidemos en que festival estamos. Todos nos preguntamos por qué motivo su director no contó de nuevo con Armie Hammer. Un papel en esta película hubiese sido un “boccato di cardinale” para él xD

 

Y como siempre me dejaré muchas grandes películas fuera de este listado, pero es que estamos hablando de casi 300 obras que se proyectarán en la diferentes salas del festival. Al fin y al cabo, la magia de este evento son las joyas que nos encontraremos por el camino. Os animo a buscar más propuestas en su enorme programa y a vivir la gran experiencia festivalera en primera persona. Nos vemos por las calles de Sitges.

Salir de la versión móvil