Publicidad
Tras 40 años de profesión, el 30 de junio ‘cerrará’ el micrófono: “Quiero recuperar los momentos perdidos, he comunicado a Onda Cero que no seguiré…”
Hoy tenía que responder al ofrecimiento de Onda Cero. Ese ofrecimiento fue en diciembre cuando mis preocupaciones eran más elevadas que este trabajo. Aquellos problemas de entonces gracias a Dios se han resuelto, he tenido un hijo que ha venido al mundo sano y no quiero repetir errores pasados. Si estás estudiando periodismo te digo que esta profesión es apasionante, pero es muy cara. Cuesta más de lo que vale, te quita cosas que ya no puedes recuperar y te da otras que a ti te sobran y que tus hijos acaban por no valorar. Ni ellos pueden entender lo que te ha costado ni tú sabes explicárselo. La vida me ha dado este guiño, esa oportunidad de recuperar esas cosas que dejé escapar y ahora no tendría excusas. Le he dicho oficialmente a Onda Cero que acabada la temporada no seguiré con esta función de radio, no puedo seguir llegando a mi casa a las tres de la mañana…”

Con estas palabras ha anunciado José Ramón de la Morena, uno de los principales comunicadores en la historia de la radio deportiva española, su adiós a las ondas. Desde los micrófonos de Onda Cero, y al término de su programa nocturno ‘El Transistor’, el popular periodista se despide así de la radio tras una dilatadísima y exitosa trayectoria profesional.

40 años en las ondas, con El Larguero como gran éxito

De la Morena (Brunete, 1956) inició su andadura radiofónica hace justo 40 años, desde que en 1981 se incorporase a la Redacción de Deportes de la Cadena Ser. Poco a poco fue escalando y adquiriendo protagonismo en la parrilla de dicha emisora, hasta que en septiembre de 1989 alumbrase un programa que a la postre sería el gran trampolín de su carrera: El Larguero.

‘Joserra’ dirigió y presentó dicho espacio (que sustituía a La Ventana al Deporte, de Julio César Iglesias) durante 27 temporadas. Aquella etapa, en que la radio deportiva nocturna disfrutaba de inmensa notoriedad y protagonismo, tuvo un momento muy significativo para el periodista de Brunete, cuando en 1995 logró arrebatarle el liderazgo a José María García, hasta entonces absoluto dominador de la noche, tras una intensa rivalidad.

De la Morena finalizó su vínculo con la Ser en 2016, momento en el que decidió no renovar con dicha emisora y fichar por Onda Cero para presentar y dirigir El Transistor, un programa que ha mantenido su sello personal y del que se despedirá, como él mismo ha anunciado, el próximo 30 de junio.

Cuatro hijos, un Micrófono de Oro, un premio Ondas…

Padre de cuatro hijos, uno de ellos recién nacido, poseedor de un premio Micrófono de Oro (2003) y de un premio Ondas (2005), a su trayectoria periodística ha añadido la publicación de cinco libros (Los silencios de El Larguero, Aquí unos amigos, Diario 2000, Cuando fuimos campeones y Los silencios de El Larguero 25 años después). Además, ha sido ampliamente reconocido por la creación del Torneo de fútbol de Brunete, un campeonato para jovencísimas promesas cuyo crecimiento y expansión internacional han resultado extraordinarios.

Una emotiva despedida

El discurso con el que De la Morena ha anunciado que dejaría la radio al final de la temporada ha sido especialmente emotivo, contando tras el nacimiento de su cuarto hijo que no quiere perderse muchas de las cosas que la profesión de periodista le ha quitado a lo largo de su vida.

“Hoy tenía que responder al ofrecimiento de Onda Cero. Ese ofrecimiento fue en diciembre cuando mis preocupaciones eran más elevadas que este trabajo. Aquellos problemas de entonces gracias a Dios se han resuelto, he tenido un hijo que ha venido al mundo sano y no quiero repetir errores pasados. Son errores que cometí por esas ganas que yo convertía en una obligación continua de querer estar en la élite. Ahora ya sé lo que es y si estás estudiando periodismo te digo que es apasionante pero es muy cara, cuesta más de lo que vale, te quita cosas que ya no puedes recuperar y te da otras que a ti te sobran y que tus hijos acaban por no valorar. Ni ellos pueden entender lo que te ha costado ni tú sabes explicárselo. La vida me ha dado este guiño, esa oportunidad de recuperar esas cosas que dejé escapar y ahora no tendría excusas. Le he dicho oficialmente a Onda Cero que acabada la temporada no seguiré con esta función de radio, no puedo seguir llegando a mi casa a las tres de la mañana, reconozco que he sido un privilegiado y un afortunado, aquel niño cumplió su sueño más que sobradamente.

Quiero cumplir otro sueño que es recuperar los momentos perdidos, algo de lo que no he sido nunca dueño, de mi tiempo. No dejo de ser periodista porque esto es como ser torero o ser pintor, no lo dejas nunca y la radio es una pasión que se lleva muy dentro. Tengo claro que gracias a ti yo estoy aquí y he estado aquí y agradezco la compresión y la ayuda a Onda Cero.

No me despido de mis compañeros porque son mis amigos, mi gente, pero quería decírtelo yo, no quería que te enteraras mañana por ahí”.

Ads