Publicidad

La desvinculación de Xavi Hernández del Al Sadd es cuestión de horas o días, pero se hará. Todo va sobre ruedas y la predisposición de los jefes qataríes es absoluta. De hecho, podría ir a más…

El acuerdo Xavi-Qatar-Barça, viento en popa... y con "regalo"

Será cuestión de días u horas, pero la desvinculación de Xavi del Al Sadd se hará. Los jefes qataríes están absolutamente predispuestos a facilitar la salida de su entrenador y las negociaciones, ya iniciadas, van por buen camino. “No habrá problema”, señalan a MARCA fuentes qataríes.

La relación entre Xavi y sus superiores es excelente. Al Sadd no se puede quejar del servicio que le ha dado el español. Xavi ha ganado cuatro títulos como jugador y siete como técnico desde su llegada en 2015. El pasado martes batió el registro (34) de partidos seguidos sin perder en Liga, un récord histórico en el club, a sólo siete (41) del absoluto de la Liga qatarí, en manos de Al Duhail (41 en 2018).

Ya explicamos días atrás aquí mismo que el vínculo Al Sadd-Xavi, que acaba en 2022 tras ser renovado en 2019, es más que contractual. Es afectivo. Va más allá de cláusulas existentes o no -salida al Barça por un millón de euros-, y sí tiene que ver más con lo personal que con lo profesional.

De hecho, este nuevo contacto entre las tres partes (entrenador y los dos clubes) podría provocar incluso un efecto positivo en el club azulgrana, ávido de retomar la relación con un país, Qatar, que fue patrocinador de la entidad catalana durante muchos años, pero cuya sintonía, traducida en financiación, se cortó de forma abrupta en tiempos de Bartomeu.

El expresidente de Can Barça y Qatar se desunieron tras la final de la Champions, ganada por el Barça en 2015. Ambos ya habían firmado un buen acuerdo de patrocinio de la camiseta, pero, tras esa final, Bartomeu quiso reclamar más dinero aprovechando el triplete. Y los qataríes no tragaron… y la relación se estropeó para siempre… hasta ahora. Luego llegaron los japoneses de Rakuten, etc.

Xavi podría, por tanto, servir de nexo en una relación que, bien hecha, podría traerle nuevas vías de financiación a un club que lo necesita. Se cumpliría así un doble objetivo: Xavi estaría donde desea, el Barça, aunque en Al Sadd estaba bien; y Qatar se abriría de nuevo al mundo azulgrana, que lo tenía olvidado tras aquello de Bartomeu. Todos contentos.

Fuente Marca.com

Ads