El tratamiento con esteroides en dosis bajas de dexametasona parece que podría revolucionar la lucha contra el coronavirus COVID-19 mientras el mundo espera una vacuna. Científicos de la Universidad de Oxford acaban de hacer público que han identificado lo que se han atrevido a denominar como el primer fármaco que ha demostrado que reduce las muertes relacionadas con el coronavirus.

Para pacientes con respiración asistida o con tratamiento de oxígeno

El tratamiento con dexametasona ha sido probado con 6.000 pacientes en Gran Bretaña y ha mostrado que este esteroide de bajo coste podría reducir las muertes significativamente en pacientes hospitalizados. En estos momentos se sabe que tras el estudio en esos 6.000 pacientes, redujo las muertes en 1/3 en aquellos enfermos que ya estaban recibiendo ventilación asistida, y en 1/5 en pacientes que seguían un tratamiento sólo con oxígeno. El medicamento no ha demostrado beneficios para aquellos pacientes en los que la enfermedad es más leve.

De hecho, con los datos arrojados del estudio, los investigadores consideran que si el medicamento se hubiera utilizado para tratar pacientes en el Reino Unido desde el comienzo de la pandemia, se podrían haber salvado hasta 5.000 vidas e las Islas. La dexametasona ya se usa para reducir la inflamación en otras afecciones. Su misión es ayudar a detener parte del daño que puede ocurrir cuando el sistema inmunitario del cuerpo se sobrecarga mientras trata de combatir el coronavirus.

Reino Unido ordena el uso de la dexametasona

El mismo secretario de salud de Gran Bretaña, Matt Hancock, ha declarado que los médicos del Servicio Nacional de Salud comenzarían a tratar con este medicamento a los pacientes de los grupos en los que ha quedado demostrado su efecto positivo, desde hoy mismo.

Fernando Simón habla de la dexametasona

Fernando Simón se ha pronunciado en su rueda de prensa sobre el estudio británico que habla de la dexametasona: “Es un estudio en el que uno de los brazos es este medicamento. Este medicamento es frecuente para tratar otras enfermedades y es bastante común. Se ha utilizado en otros países, pero es cierto que hacer un ensayo clínico que confirma su efecto beneficioso es importante. Confirma las sospechas de que su uso podía reducir la mortalidad. Hay que ser prudentes, porque en ciencia los resultados de un único estudio no suelen ser suficientes, aunque estos parecen buenos. Nuestra agencia del medicamento tendrá que analizarlo y proponerlo para tratar el coronavirus”.

¿Qué es la dexametasona?

La dexametasona es un corticosteroide, es decir, es similar a una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales. Por lo general, se usa para reemplazar este producto químico cuando el cuerpo no fabrica suficiente. Alivia la inflamación (hinchazón, calor, enrojecimiento y dolor) y se usa para tratar ciertas formas de artritis; trastornos de la piel, la sangre, el riñón, los ojos, la tiroides y los intestinos (por ejemplo, colitis); alergias severas; y asma. La dexametasona también se usa para tratar ciertos tipos de cáncer. (Fuente: medlineplus)